Exclusivo
Actualidad

Terminó la fiesta: siete muertos, 118 heridos y 2.659 emergencias se registraron en Quito

En los operativos de espacio público se destruyeron 10 mil litros de licor y se reubicaron, al menos, dos mil comerciantes informales.

Imagen ELWpw9RW4AE0_af
Representantes de la Secretaria de Seguridad, del ECU-911, de la AMT y de la AMC presentaron un balance.Cortesía

Siete personas fallecidas en accidentes viales es la cifra que presentó Juan Manuel Aguirre, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) dentro del balance de fiestas de Quito.

Aunque Aguirre señala que los percances no están relacionados a los festejos en la capital, ya que ocurrieron en rutas lejanas a los 250 puntos en lo que se realizaron los programas, detalló que dos de las víctimas murieron atropelladas y las otras cinco, en choques.

En los dos primeros casos, los conductores, al parecer, se fugaron, mientras que en los demás están detenidos y se realizan las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos suscitados en las avenidas Simón Bolívar, Pedro Vicente Maldonado, en Tumbaco, en Los Chillos y en la avenida Manuela Sáenz.

En comparación con los años anteriores, en 2019 se registraron menos accidentes de tránsito. Según Aguirre en 2017 ocurrieron 317 percances, con 126 heridos y 10 muerto. En 2018, se dieron 276 con 143 lesionados y 10 fallecidos. Finalmente este año, se recibió alertas de 211 incidentes con 118 heridos y siete decesos.

El director de la AMT destaca que durante las fiestas se realizó un “riguroso control” a 15.734 vehículos de servicio público. De estos, 181 fueron suspendidos. También se verificó la circulación de 161 chivas en Quito. Seis de estos carros también fueron suspendidos al tener irregularidades en sus llantas, en sus estructuras y en su capacidad. A su vez, a los conductores se les hizo pruebas de alcoholemia

Más de 2.500 emergencias

Juan Pablo Burbano, secretario de Seguridad de Municipio de Quito, reveló que en los días de fiesta se registraron 2.659 emergencias, con “ningún evento que lamentar”. Durante los operativos participaron alguna instituciones como AMT, Policía Nacional, Agencia Metropolitana de Control e Intendencia. Con el balance se conoció que 294.700 personas disfrutaron de la agenda de fiestas.

“Las atenciones emergentes más relevantes fueron por descompensación de personas en estado etílico, heridas lacerantes, desmayos, insolaciones, hipertensiones y problemas respiratorios”, precisó el funcionario.

Otro dato relevante que se dio a conocer durante el balance es que al menos 482 hecho delictivos pudieron ser evitados gracias a las cámaras de seguridad de ECU-911, desde las cuales se realiza un monitoreo permanente de los distintos puntos de la capital.

Adiós al trago

Más de 10 mil litros de licor fueron decomisados y destruidos durante las celebraciones en la capital. Según Estefanía Grunauer, supervisora general de Agencia Metropolitana de Control, los puntos más críticos de venta y consumo fueron la tribuna De los Shyris, la del Sur, Carapungo, el Parque Bicentenario y Quitumbe.

Parte de las acciones de AMC también consistieron en el control de dos mil comerciantes informales que fueron reubicados a puntos estratégicos para evitar incidentes. En Quitumbe fue el punto en el que se concentró la mayoría de vendedores, 632.

Durante siete horas, los uniformados de la entidad estuvieron en un operativo en Calderón, norte de Quito para lograr la clausura de un local, en el que se pretendía realizar una pelea de gallos, sin contar con ninguna clases de permiso e incumpliendo la normativa que sanciona el maltrato animal.

Ya en los últimos días de fiesta, se sancionó a cuatro personas que intentaron grafitear las paredes de la Asamblea Nacional. Los implicados llevaban consigo 10 tarros de pintura.