Exclusivo
Actualidad

En Quito: repartidor de gas recibe insultos por no "bajar el volumen" de la canción del cilindro

En las redes sociales se hizo viral un vídeo en el que se expone a una mujer que grita al chofer del camión cargado con tanques. 

Gas
Referencial. Los repartidores de gas anuncian su llegada con una canción.Gustavo Guamán

Un vídeo que se ha hecho viral en Twitter ha despertado la crítica, sobre todo, de los quiteños. La grabación recoge insultos y amenazas a un repartidor de gas en un barrio cuya ubicación aún no ha podido ser identificada. Lo que sí se sabe es que en La Marín, Guajaló o Guamaní, sur de la urbe, no sucedió. Pero ¿por qué pasó todo este relajo?

Una mujer, la protagonista de este vídeo, le reclama al chofer del camión y le dice que ya le ha pedido “de a buenas y de a malas” que baje el volumen de la popular canción ‘Si en tu cilindro ya no queda gas, tranquilo, ya llegó el gas' que se escucha en toda la capital. Y además le increpa que no ha sacado permisos para entrar en lo que sería una urbanización privada.

Según la ciudadana, le reclama, además, que es ilegal utilizar parlantes. “Así como está atentado contra mi trabajo, yo voy a atentar contra su propiedad”, justifica. Luego le manifiesta que no es La Marín ni Guajaló ni Guamaní donde ella vive. Y al terminar le grita: “Y la próxima vez, le pego... le pegó”, da un portazo y se acaba la grabación.

En las redes sociales se han volcado los capitalinos iracundos. “Qué manera de tratar a un trabajador, y eso que ella no le paga el sueldo. El ruido es el pretexto, el punto es que la urbanización es privada. Y vea nomás el careto, la pinta y la finura de la Condesa de la Ciruela”, escribe Monina. Kim Segovia publica: “El señor tanquero tiene más educación”.