Suplicio para un turnito médico
Suscríbete

Exclusivo
Quito

Suplicio para un turnito médico

Este 1 de agosto, miles de pacientes se asolearon por horas afuera del IESS Quito Sur. Desde la entidad dijeron que ampliaron los horarios para agendamientos.

LARGAS FILAS POR TURNO (8583052)
as filas comenzaron en horas de la madrugada. Ayer se agendaron 3.500 turnos aproximadamente.RENE FRAGA

Unos 3.500 pacientes se apostaron en los alrededores del hospital del IESS Quito Sur, la mañana de este 1 de agosto de 2022.  Un río de gente que solo buscaba un turno para tratar sus enfermedades.

Las imágenes circularon en redes sociales. Gente denunciando una larga espera, la falta de turnos desde hace meses. “Esto es inhumano”, gritaban algunos que esperaron en la fila entre tres y cinco horas.

Entre ellos estuvo Vidal Minda, un jubilado de 78 años que llegó al centro de salud a las 08:00. Salió con un turno para una audiometría a las 12:40.

“Yo vine desde Tumbaco. No pensé demorarme un día para esto”, dijo a EXTRA.

Los ánimos estaban caldeados, la mínima posibilidad de que alguien se colara en la fila, que alcanzó varias cuadras, era motivo de gritos y de algunos insultos. “No se meta, uno aquí viene a ‘chupar’ sol para que vengan de vivos”, decía una mujer.

Varios funcionarios revisaban los papeles de los pacientes. “Acá solo para derivaciones, no para primera vez”, le indicaban a una señora, quien se retiró molesta.

Los usuarios también empujaron la puerta principal para pasar, por lo que se rompió.

ALGO INUSUAL

Marco Bonifaz, gerente del centro hospitalario, comentó a EXTRA que es la primera vez que se registra tal afluencia de gente. “A algunos les han informado desde centros externos que debían sacar el turno hoy (ayer) o no habría más”, agregó.

Esta información fue desmentida por Bonifaz, pues los horarios se han extendido desde esta semana. “Pueden acudir desde las 07:00 a las 19:00 de lunes a viernes”, explicó.

Hasta el mes anterior, según el gerente, las citas se tomaban solo el primero y el último día de cada mes.

Para los pacientes, este panorama también fue nuevo. Esperanza Sillo, de 62 años, acude regularmente a este hospital. “Ha habido fila, pero nunca así”, aclaró.

Sin embargo, ella busca un turno para urología desde el 12 de julio pasado. A ella también le dijeron que se acercara el 1 de agosto para tomar una cita. Llegó a las 09:00 desde el sur de Quito, pasado el mediodía aún no entraba a las ventanillas.

Isabel Caicedo ya vio que había mucha gente en redes sociales, aun así se aventuró a unirse a la fila. Ella sigue un tratamiento para varias dolencias en su columna.

“Otra cosa que preocupa es la falta de medicamentos. Mis hijos gastan 100 dólares al mes con cosas que deberían darme aquí”, espetó.

LARGAS FILAS POR TURNO (8583085)
La puerta principal resultó rota luego de que los usuarios la empujaran.RENE FRAGA

NO 'CHUPE' SOL

Bonifaz respondió también que se habilitaron 20 puntos de agendamiento de turnos en el hospital. “Se están usando, incluso, consultorios desocupados. Hay 100 personas al frente de esto”.

En la puerta hay un letrero con la información del sistema de turnos, aunque los usuarios dijeron que no han sido informados. “Yo no he sabido y me hago atender aquí siempre”, dijo Caicedo.

Esperanza agregó que también intentó tomar turno por el call center, pero “se quedó escuchando una grabación varias veces”.

La alta demanda responde, según el gerente, a que es el único hospital de segunda línea en el sur de Quito y que, además, en algunas especialidades no hay los suficientes galenos. “Nos faltan, por ejemplo, un neurólogo y un imagenólogo. Tenemos las partidas, pero los profesionales no hacen sus ofertas”, advirtió.