Exclusivo
Actualidad

“Quizás si otra persona me hubiera ayudado, habríamos evitado que se lanzara”

El hombre que intentó evitar que una adolescente se arrojara desde un puente peatonal al norte de Guayaquil, relató a EXTRA lo que ocurrió aquel día, cuando se hizo ‘famoso’.

HEROE DE LA CAMISETA ROJA
Luis dijo que no contó a su familia lo ocurrido.Fotos: Christian Vásconez / EXTRA

Un mal recuerdo estremeció el cuerpo de Luis Alfredo Pinto Álava, de 51 años, cuando regresó al lugar en el que vio caer, desde más de seis metros de altura, a una adolescente.

Cinco días después del supuesto intento de suicidio de la chica, de 16 años, el hombre que aquel día intentó evitar que se lanzara al vacío, volvió a subir al paso peatonal en la avenida Carlos Plaza Dañín, donde ocurrió la historia que se viralizó en redes sociales y de la cual él se convirtió en coprotagonista.

Su imagen, vistiendo una camiseta roja y agarrándola del brazo, también se difundió y se hizo ‘famoso’ sin saberlo.

La mañana del pasado martes 5 de diciembre, Luis estaba en la zona porque tenía que dejar unos documentos en el centro comercial Policentro. Parqueó en Plaza Quil el camión que conduce en su trabajo.

Concluido el trámite, retornó por el puente, por donde ya había pasado una hora antes, pero en ese momento se percató de que la muchacha tenía una de sus piernas fuera del barandal. Esta situación le preocupó, por lo que retrocedió para acercarse a ella. “Tenga cuidado, niña. ¿Qué le pasa, qué va a hacer?”, le dijo.

Intentó seguir con su recorrido, pues debía continuar con su jornada laboral y entregar otros documentos importantes para sus jefes. Avanzó casi tres metros cuando giró su cabeza y vio que la joven había subido la otra pierna sobre la barandilla para saltar.

Hizo una pausa antes de regresar hacia donde estaba la señorita. “No sabía qué hacer, si regresar y hablar con ella o continuar mi camino”, relató Luis Alfredo.

Recordó que la agarró del brazo izquierdo, pero la piel de la muchacha estaba resbalosa por el sudor. Además, ella inclinaba su peso hacia abajo, por lo que no pudo evitar que se cayera. “Creo que su intención era lanzarse de cabeza. Cuando se me aflojó, me viré para no verla caer”, manifestó Pinto.

Desconcertado, caminó hasta el camión. Se sentía impotente. “Quizás si otra persona me hubiera ayudado, habríamos evitado que se lanzara”, sostuvo.

Mientras conducía, los recuerdos de la tragedia volvían a su memoria como en cámara lenta. Esto lo entristecía, aunque le consolaba saber que intentó detenerla.

No considera lo ocurrido como una hazaña, ni tampoco se cree un héroe, por lo que regresó a su trabajo y no le contó a nadie lo ocurrido.

Al siguiente día (miércoles) su jefa lo llamó a la oficina para preguntarle si era él la persona que salía en las fotos y vídeos que fueron captados cuando la joven se lanzó.

Sus compañeros también lo reconocieron. Sin embargo, su familia hasta la tarde del sábado desconocía que Luis era “el hombre de camiseta roja” que se hizo famoso en las redes sociales y en los medios de comunicación por intentar salvar a la adolescente.

Quiere conversar con ella y aconsejarla

Luis desea conversar con los padres de la joven y saber si ella ya desistió de su idea de quitarse la vida. Quiere aconsejarla para que no lo vuelva a intentar.

No se explica qué motivó a una persona tan joven a arrojarse al vacío. “Se trata de una adolescente, con un futuro por delante. Hay personas que tienen enfermedades catastróficas y que luchan día a día por sobrevivir”, reflexionó.

Su esposa Jenny Quimí, de 48 años, padece de insuficiencia renal, dolencia que la aqueja desde hace casi una década, luego de que naciera su última hija. Ella se realiza diálisis cada dos días y debe ser sometida a una intervención urgente.