Exclusivo
Actualidad

El ‘relajillo’ navideño sigue, pese a controles

En la Bahía es como si no pasara nada. Se insiste en aplicar medidas para evitar las aglomeraciones y contagios de COVID-19

desinfección en la Bahia
En la Bahía y el sector comercial de Guayaquil persiste la presencia masiva de transeúntes y comerciantes.Christian Vinueza

Los controles a los vehículos particulares y buses en puntos estratégicos de Guayaquil contrastan con el intenso movimiento que se registra en la Bahía, uno de los sectores con mayor riesgo para contagiarse de COVID-19.

fumigación 2

Hubo 'paniqueo' en la Bahía por tareas de fumigación contra la Covid-19

Leer más

La avenida Olmedo, Chimborazo, Capitán Nájera y Chile son arterias que registran una mayor presencia de transeúntes y vendedores. Incluso, decenas de informales aprovechan un descuido de los metropolitanos para invadir las veredas y exteriores de locales.

Una manera de paliar las aglomeraciones en las inmediaciones de la Bahía es la fumigación con dióxido de cloro, que la Dirección Municipal de Salud efectuará hasta mañana, hasta retomarlas el 28 de diciembre.

Pese a que se insiste en evitar una alta concentración de personas, algunos partidos políticos persisten en efectuar recorridos y mítines, aunque la campaña recién inicia el 31.

César Cárdenas, director del Observatorio Ciudadano, manifestó que es una irresponsabilidad de los políticos, debido a que la mayoría incumple con las medidas de bioseguridad.

Mientras, el Colegio de Médicos del Guayas aplaudió las nuevas disposiciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE). El presidente Wilson Tenorio se mostró satisfecho porque las recomendaciones que efectuaron fueron escuchadas.

Una de las sugerencias es que solo se permitan ‘reuniones burbujas’ con un máximo de diez personas, del mismo núcleo familiar. Aunque admite que “puede sonar a molestoso” la aplicación de las medidas, “pero es preferible hacer un sacrificio este fin de año a estar lamentándonos después”.

Añade que lo que falta es acentuar la educación a la ciudadanía sobre su responsabilidad para cuidarse del coronavirus, antes que poner nuevas restricciones. “A este ritmo en muchos pueblos turísticos sus habitantes se van a morir de hambre antes que por el virus”, dice Tenorio.

En cuanto a las restricciones vehiculares, la mayoría de los conductores consultados por EXTRA no tiene claro la flexibilidad en la que insiste la alcaldesa Cynthia Viteri.

“Se dice que hay facilidades para quienes nos dirigimos en nuestro vehículo al trabajo, pero ¿qué pasa si un agente nos pide la credencial? En mi caso no cuento con una”, opinó el conductor Jorge Yánez, quien labora en un local de ropa del centro de la ciudad.