Exclusivo
Actualidad

Coronavirus: precio del Remdesivir no estará al alcance de todos

El tratamiento con Remdesivir permite que los pacientes de COVID-19 se recuperen más rápido. Podría llegar a costar cas 3.000 dólares

remdesivir-precio-covid-coronavirus
Remdesivir, un fármaco que sirve para el tratamiento del COVID-19.AFP

El Remdesivir, primer fármaco autorizado por Europa en la lucha contra el COVID-19, tendrá un alto precio en el mercado. La farmacéutica estadounidense Gilead anunció este lunes que va a venderlo, el primero que se ha mostrado efectivo para tratar la COVID-19, a 390 dólares el vial para los Gobiernos de países desarrollados. Así, se elevaría el precio del tratamiento más habitual a 2.340 dólares por paciente y el de las terapias más largas a 4.290 dólares.

En cuanto a los países en vías de desarrollo, Gilead indicó que tiene acuerdos con productores de medicamentos genéricos para poder ofrecer el tratamiento con Remdesivir a un precio más reducido y facilitar acceso a él en todo el mundo.

En tanto, en Estados Unidos, desde que en mayo se aprobó de emergencia el uso de Remdesivir para enfermos de coronavirus, los hospitales han estado usando dosis donadas por Gilead, que a partir de julio comenzará a cobrar por el medicamento.

coronavirus-ecuador-guayaquil

Coronavirus: 410 nuevos contagios durante las últimas 24 horas en Ecuador

Leer más

Gilead ha decidido fijar el mismo precio de 390 dólares por vial para los programas de sanidad pública como Medicare, mientras que para los privados --los más habituales en Estados Unidos-- será de 520 dólares, lo que supone un precio de 3.120 para el tratamiento más habitual, que consta de seis dosis, y de 5.720 dólares para el más largo, mucho menos común.

En una carta abierta, la empresa explicó que quería evitar negociar el precio del Remdesivir país por país y asegura que lo fijó teniendo en cuenta la situación de los países desarrollados con menos capacidad adquisitiva y claramente “por debajo” del valor que el medicamento ofrece. Según Gilead, estudios han mostrado que de media los pacientes tratados con este fármaco pasan hospitalizados cuatro días menos, lo que supone un importante ahorro para los centros.

TE RECOMENDAMOS