Exclusivo
Actualidad

En Guayaquil y Quito hubo ciudadanos que incumplieron con el toque de queda

Las autoridades hicieron operativos. Sin embargo, algunos necios organizaron fiestas, bebieron y hasta ‘se dieron un chapuzón’ en la calle

En la cooperativa Nigeria, en el sector de la Isla Trinitaria, al parecer esta familia ‘olvidó’ que hay toque de queda y sacó su piscina armable a plena vía.
En la cooperativa Nigeria, en el sector de la Isla Trinitaria, al parecer esta familia ‘olvidó’ que hay toque de queda y sacó su piscina armable a plena vía.CHRISTIAN VASCONEZ

Las dos caras de Guayaquil en un día de confinamiento. En una zona de la ciudad, la segunda más poblada del país, los habitantes acatan con mayor rigurosidad la disposición decretada por el Gobierno para frenar el avance de la COVID-19.

En otro sector, en cambio, se dan hasta el lujo de bañarse en una piscina desarmable. Sin mascarilla ni distanciamiento.

En un recorrido que realizó EXTRA, ayer, por varias zonas del Puerto Principal para constatar si sus habitantes cumplían con el toque de queda y de restricción absoluta de la movilidad –que arrancó desde las 20:00 del viernes y concluye a las 05:00 del lunes, en 16 provincias del Ecuador– se observó a más de una persona caminar sin protector. También había aquellas que se movilizaban en sus autos.

Durante las primeras horas del confinamiento la Policía realizó 11 operativos en contra de libadores en la Zona 8.

Oficial de la CTE, investigado por un ‘fiestón’

Leer más

En la avenida Casuarina, conocida como entrada de La 8, en el noroeste porteño, se desplegaron uniformados de las Fuerzas Armadas, Policía y Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) para controlar a los vehículos y la presencia de comerciantes informales, característica en este populoso sector de la urbe.

El agente Nelson Ruiz, de la ATM, asignado en esa zona de Guayaquil, manifestó que hasta las 11:00 de ayer no se habían reportado urgencias mayores, a más de dos citaciones por contravención y el retiro de un carro. “Nuestra misión es averiguar cuál es el justificativo para que estén circulando. Si no lo tienen, se les retira los vehículos”, mencionó.

Feliciano Perea, quien habita en Puente Lucía, andaba por esa zona de la ciudad. Junto a su esposa salió de su casa supuestamente para acudir a una cita médica. Él fue retenido y debió explicar por qué no se acogió a la restricción.

En el noreste de Guayaquil, policías, militares y agentes de la ATM realizan controles.
En el noreste de Guayaquil, policías, militares y agentes de la ATM realizan controles.CHRISTIAN VASCONEZ

“Mi esposa tenía una consulta con el dentista. Le dije al agente de Tránsito que yo la llevaba porque ella no conduce, pero aun así me retuvieron”, mencionó Feliciano.

Mientras esto ocurría en el noroeste, en el sur de la ciudad, en la cooperativa Nigeria, sector de la Isla Trinitaria, varias personas disfrutaban de una mañana soleada en una piscina armable. Los ‘bañistas’, quienes al parecer desconocían las medidas, no llevaban mascarilla y tampoco guardaban el distanciamiento físico para evitar un posible contagio.

En la capital

Los resabiados no faltaron durante la primera noche del toque de queda en la capital.

Unos querían ‘bronquearse’ con los policías, otros se chocaron en las autopistas. Algunos fueron detenidos por andar borrachos, e incluso, hubo un joven que quiso aprovechar el estado de excepción para colgarse de una cuerda.

Luego de las 20:00, apenas iniciada la medida de confinamiento, Quito parecía estar en un día normal. Las principales arterias de la ciudad estuvieron congestionadas de autos, personas paseaban a sus perros y otros preparaban ‘camufladamente’ su pachanga.

Los familiares de un revoltoso lo llevaban cargado para evitar que la policía lo detuviera por escándalo público, en el sur de Quito.
La Policía del Distrito Eloy Alfaro (Quito) salvó a un joven que intentó suicidarse.GUSTAVO GUAMAN

Los operativos se focalizaron en 10 puntos de la urbe en los cuales estaban distribuidos seis mil policías, un centenar de militares y funcionarios municipales. En el norte, en el Distrito La Delicia, desalojaron a personas en estado etílico y decomisaron licor sin registro sanitario.

Daniela Valarezo, intendenta de Policía, informó que en el centro de la ciudad detuvieron a ocho personas que estaban armando relajo por las calles de La Colmena. Entre ellos había mujeres y adolescentes.

Sin embargo, en el sur de la urbe fue donde ‘quemaron las papas’. En La Ferroviaria, la Policía intervino en seis fiestas clandestinas y clausuraron dos licorerías. El coronel Carlos Fuertes, subcomandante del Distrito Eloy Alfaro, contó que mientras realizaban estos procedimientos recibieron la alerta de que un joven, de 24 años, intentaba suicidarse en La Argelia.

Cuando los agentes llegaron al lugar, el chico estaba suspendido con una cuerda y agonizaba. Los policías lo bajaron a tiempo y notaron que el joven estaba en estado etílico.

A pocas cuadras de ahí, en la avenida Simón Bolívar, un taxista se libró de la muerte luego de colisionar con otro carro. Además, un hombre quería pegar a los policías del retén. Estaba ebrio y fue llevado en brazos por sus familiares hasta la casa antes de que lo llevaran preso...

La Policía del Distrito Eloy Alfaro (Quito) salvó a un joven que intentó suicidarse.
La Policía del Distrito Eloy Alfaro (Quito) salvó a un joven que intentó suicidarse.GUSTAVO GUAMAN

La mañana de ayer también se realizaron operativos de control en el sur de Quito. En la avenida Martha Bucaram, la Agencia Metropolitana de Control cerró algunos locales comerciales que intentaron burlar a las autoridades. Asimismo, la Intendencia de Policía suspendió las actividades en el Mercado Mayorista que se estaban realizando con normalidad en algunos sectores del centro de abasto.