Exclusivo
Actualidad

El rescate de una ballena jorobada en Camarones, una playa de Esmeraldas

Tan pronto como supieron que el espécimen de 8 metros de largo se había quedado varado, se activó un protocolo para liberarlo. Tardaron cuatro horas. 

72163f77-5c76-4005-8df8-73ebf68327d5
Momento en que un guardaparques intenta quitar las mallas que envolvían al animal.Cortesía

Playa Camarones, provincia de Esmeraldas. Una joven ballena jorobada se ha varado en la costa. Mide ocho metros de largo. Pesará unos 35.000 kilogramos. Si nadie la ayuda puede morir... Entonces, guardaparques de la Reserva Marina Galera San Francisco, miembros de la Armada del Ecuador y pescadores de la zona se activan para empezar un rescate que tardará cuatro horas.

Esta especie migratoria, que visita aguas ecuatorianas entre los meses de junio y octubre, es muy importante. Y es considerada como vulnerable por el Libro Rojo de Mamíferos del país. Por eso, al conocer que está en peligro, se acciona el protocolo de respuesta rápida de fauna marina en caso de varamiento.

La mueven. La ayudan. Y tras 240 minutos dentro del mar, luchando por arrancarle las mallas de pesca enredadas en sus aletas pectorales, la ballena pude regresar a su hábitat natural. Y aunque en los rescates, en ocasiones sufren lesiones, esta ni siquiera tiene una herida. Es libre.

ff556b59-d9ab-4b84-a0e2-1b84fcf30d75
Estaba a 300 metros de la línea de costa, según informaron los guardaparques.Cortesía

Ocurrió el 29 de julio de 2020. Los guardaparques Daniel Vera y Geovanny Gallegos señalaron, según el boletín del Ministerio del Ambiente, que el espécimen se encontraba a 300 metros de la línea de costa. “Para retirar las mallas fue necesario hacer inmersiones junto al animal”. Una situación que conlleva riesgos, pero... todo fue con éxito.

Marcela Cevallos, directora zonal de Ambiente y Agua de Esmeraldas, pidió a los pescadores evitar que esas redes de pesca queden en el mar. “En caso de varamiento es poco probable que las ballenas puedan sobrevivir por las características propias del animal”.

Sobre las ballenas jorobadas, según el Ministerio del Ambiente

Entre junio y septiembre, cientos de ballenas jorobadas llegan desde la Antártida a las costas ecuatorianas cada año. Ofrecen un espectáculo a los turistas nacionales y extranjeros que acuden a observarlas.

Estos mamíferos recorren aproximadamente 8.000 kilómetros en busca de las corrientes cálidas, que ofrece Ecuador y que son idóneas para su reproducción.

Las principales causas de su vulnerabilidad es la caza indiscriminada que se realizó durante el siglo XX por el ser humano. Se estima que existen alrededor de 15.000 ballenas jorobadas en todo el mundo.

TE RECOMENDAMOS