El Rincón del Misterio: perros encontraron unos huesos poseídos en un potrero
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

El Rincón del Misterio: perros encontraron unos huesos poseídos en un potrero

Tras el hallazgo de restos óseos y una calavera, los miembros de una familia tienen pesadillas. Sueñan a una adolescente que pide auxilio. Experto afirma que sería un alma en pena que quiere descansar en paz.

Enigmas - huesos - Quito
Los perros deambulan por los terrenos donde hallaron los restos óseos.HENRY LAPO y Adrian Peñaherrera

Roberto Zapata y su esposa no han podido dormir en los últimos días. Tienen pesadillas. Han optado por dejar la luz prendida y abrazarse fuerte para no sentir miedo.

¿La razón? El alma de una persona supuestamente los acecha. La pareja del hombre le ha contado que el espíritu de una adolescente se ha apoderado de sus sueños. “Le pide auxilio y llora desesperada”. ¡De terror!

Zapata piensa que este fenómeno no sucede ‘por las santas’. El 31 de diciembre de 2022 sus perros llevaron algunos huesos a la puerta de su casa, situada en San Juan de Cumbayá, una pequeña zona rural ubicada en el nororiente de la capital, a un costado de la avenida Simón Bolívar.

La familia creía que los restos óseos eran del pavo que sobraron en la cena de Navidad y no ‘pararon bola’ hasta que las mascotas arrastraron un cráneo humano. Al día siguiente llevaron más huesos y un vestido de mujer. Se paniquearon. Llamaron a la Policía y hasta ahora se desconoce a quién o a quiénes pertenecen esas osamentas.

Un alma en pena

Zapata cree que los huesos le pertenecerían a una chica que perturba los sueños de su esposa y “pide que le den una cristiana sepultura desde ‘el más allá’”.

Ricardo Mera, parapsicólogo e investigador en temas paranormales, confirma lo dicho y añade que todo cuerpo físico está unido a una energía. “Cuando una persona muere de una forma trágica o violenta, esa unión queda viva e intensa en el sitio y en los restos”.

El experto indica que el espíritu de esa persona no descansa en paz y utilizó a las mascotas como intercesores para que lo ayuden a cruzar al mundo de los muertos.

Mera explica que en este tipo de casos los espíritus no reconocen que su cuerpo dejó de vivir entre los humanos. “Se mueven en un estado hipnagógico (entre estar despierto y dormido)”. Según el experto, esas almas viven penando en una dimensión paralela hasta que alguien encuentre sus restos”.

Zapata está consternado y ha insistido a los agentes de Criminalística que identifiquen esos restos para que los familiares de dicha persona puedan despedirse y “su alma no quede atrapada en este mundo”.

Enigmas - huesos - Quito
La calavera que encontraron tenía la dentadura completa.Cortesía 

Un ritual

Mera dice que si se llegaran a encontrar todos los restos de la persona, lo ideal es prender una vela, colocar un vaso de cristal con agua limpia y hacer un ritual con rezos de la religión que practique la familia.

Si no lo identifican, el experto menciona que el espíritu se convierte en un muerto sin nombre, según las tradiciones afrocaribeñas. En estos casos hay que darles una misa en nombre de todos los espíritus olvidados. “Es la forma para honrar su memoria y que puedan pasar sin problemas al mundo de los muertos”.

Zapata también teme que sus animalitos puedan ‘chupar’ esa mala energía porque habrían estado comiendo parte de los huesos. Sin embargo, Mera aclara que no les puede pasar nada porque dentro del mundo espiritual ellos son puros y tienen sus guardianes.

Un sector tétrico

Luis Chuquitarco pasta sus vacas cerca del terreno baldío donde se hallaron los huesos. Receloso, dice que en esa zona se han encontrado varios restos humanos. “Hace un año hallaron a un niño que se había ahogado en una zanja”. Pese a esto, el hombre no ha percibido algo paranormal.

Enigmas - huesos - Quito
Los moradores tienen miedo de que anochezca y aparezcan entes malignos.HENRY LAPO

Sin embargo, sus compañeros de labores le han contado que han visto duendes y un hombre alto con sombrero cerca de las zonas donde se realizaron los hallazgos.

Los perritos que encontraron los huesos fueron comuneros en un inicio hasta que la familia de Zapata los adoptó.

Chuquitarco solicita a las autoridades que hagan un barrido por el lugar para que saquen todos los restos que estarían generando un aura enigmática en la zona.