Exclusivo
Actualidad

En Rumiñahui, los ‘caseritos’ se ponen ‘pepa’ para atender a los clientes

En el cantón del suroriente de Quito comenzó un plan piloto de reactivación económica. Existen requisitos para abrir los locales.

Mercado Rumiñahui
Un plástico deberá separar los puestos como medida de seguridad.Cortesía

‘Caseritos’ del Mercado Cerrado Turismo y de la Plaza César Chiriboga, en el cantón Rumiñahui, en el suroriente de Quito, se alistan para volver a sus puestos. Desde el 1 de septiembre se inició un plan piloto para reactivar las actividades económicas del lugar, lo que beneficiará a comerciantes y clientes.

Aunque los vendedores están entusiasmado por la posibilidad de retornar a sus actividades cotidianas son muchos los requisitos que deben cumplir antes de tener la aceptación de una brigada municipal que controla los espacios comerciales.

Uno de los primeros requerimientos es haberse realizado una prueba de coronavirus y presentar el resultado. Adicionalmente, el personal de salud continuará aplicando el test de COVID-19 cada 15 días, sobre todo por la permanente exposición que tienen los comerciantes con el público.

También deben cumplir con una capacitación de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria sobre la correcta manipulación de alimentos. Los puestos autorizados contarán con un plástico que los separe de los clientes, señalética sobre las medidas de prevención y alcohol o gel antibacterial.

Durante toda la jornada, los ‘caseritos’ deberán usar traje de bioseguridad, mascarilla, gorros y guantes. Únicamente está permitida la venta de comida para llevar. Para los clientes, las medidas de seguridad son similares: toma de temperatura, distanciamiento social de dos metros, lavado de mano y uso de cubrebocas.

Imagen 06 - BYRON CASTILLO- MERCADOS DE QUI (29345209)

Mercados de La Magdalena y Yaruquí retomaron actividades

Leer más

TE RECOMENDAMOS