Exclusivo
Actualidad

Salió a jugar con la muerte

Adolescente habría acabado con la vida de otro menor. Estaba en una cancha cuando se le acercó a pedirle dinero, como no le dio recibió una puñalada

familiares
Los deudos estaban entristecidos por la pérdida prematura del menor de edad.Daniel Vite

Los planes de realizar una fiesta para celebrar a lo grande sus 17 años, el próximo 14 de diciembre, quedaron en la nada para un adolescente que fue asesinado, a las 20:00 del viernes 27 de noviembre de 2020.

El crimen se consumó en una cancha ubicada en la avenida Walter Andrade, por la ciudadela Carlos Julio del cantón Quevedo, en la provincia de Los Ríos.

Para el evento que pretendía organizar, el joven tenía lista su guitarra que le compraron el año pasado, pues quería pasar un día especial junto a sus amigos de la iglesia evangélica a la que asistía.

Hoy, en la morgue de Quevedo, indignados, entristecidos y llorando se encontraban los familiares del menor, quien estaba a punto de culminar sus estudios secundarios para seguir la universidad.

En medio de su dolor relataron que su allegado salió desde su casa, en la parroquia Nicolás Infante Díaz, a jugar básquet a una cancha que queda a poca distancia.

Y como es un lugar céntrico le dieron permiso. Además conocían que, aparentemente, el sitio no es peligroso. Todo esto los hizo sentir confiados y desprevenidos, pues tampoco llevaba objetos de valor.

El menor fue con su hermano, de 13 años, y cuando estaban en la cancha se les acercaron otros adolescentes que tendrían la misma edad.

Estos, al parecer, le pidieron dinero, pero como la víctima les dijo que no tenía, uno de ellos sacó un cuchillo de la pretina y presuntamente le dio una puñalada en el pecho.

Malherida cayó la víctima sobre el piso. El hermano y sus amigos lo ayudaron. Lo trasladaron al hospital donde después anunciaron su deceso. (DV)

TE RECOMENDAMOS