Salud, educación y comida para Paquita, la mujer con artrosis que cría a sus nietos

Exclusivo
Drama

Salud, educación y comida para Paquita, la mujer con artrosis que cría a sus nietos

La madre de los menores falleció, desde entonces Paquita se encarga de la crianza de tres chicos. Con 60 dólares mensuales hacía malabares para alimentarlos. Luego de que EXTRA contara su drama... ¡la ayuda llegó!

drama
La trabajadora social del MIES realizó una visita a la casa de Paquita y constató sus carencias.Cortesía

No pasaron ni tres días de publicado el drama de Paquita Sánchez Gallo y los corazones EXTRAordinarios aparecieron.

La mujer de 59 años sufre de artrosis (enfermedad degenerativa en los huesos que le dificulta la movilidad), pero aun así salía a buscar el pan de sus nietos: Diana (13 años), Angie (11) e Israel Sandunga Herrera (9), a quienes cría hace un año, pues su hija falleció de tuberculosis.

La historia conmovió a nuestros lectores, quienes donaron víveres, ropa y dinero en efectivo.

La agrupación Jóvenes en acción les llevó comida, ropa y les darán ‘jama’ mensualmente.

De igual manera, un grupo de esposas de los oficiales de la Fuerza Aérea Ecuatoriana entregaron prendas de vestir y víveres, y le regalarán una cocina, porque la que tienen está por dañarse, solo le funciona una hornilla.

“El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), a través del Director Distrital Guayas-1, Jimmy Simisterra, les llevó alimentos y gestionó una valoración de escolaridad para los nietos y les harán seguimiento para ingresarlos al sistema educativo en 2022, pues dos de los tres chicos nunca han pisado una escuela”, dice Humberto Quinde, dirigente barrial.

“Pero eso no es todo, gracias al Ministerio de Salud y Funprovida, Paquita recibirá atención especializada en el área de traumatología y fisiatría; y en caso de requerir carné de discapacidad, se lo tramitará”, indica Quinde.

ayuda
El MIES llevó alimentos y está gestionando la ayuda médica y educativa.Cortesía

Jimmy Simisterra, en calidad de persona natural, se comprometió a entregar los alimentos y envases plásticos necesarios para la reactivación del negocio de comidas rápidas que tuvo Paquita.

Gracias a las donaciones de corazones solidarios, Paquita permanece en casa, cuidando a sus tres nietos y ya no les controla la comida, pues dice que lo que más han recibido son alimentos.