Exclusivo
Actualidad

Lo ‘almorzaron’ con tres ‘pepazos’ en el suburbio de Guayaquil

Almorzaba cuando le dispararon. Trató de evadir a sus verdugos, pero tropezó y estos lo remataron

El cuerpo de Javier Peñafiel Pacheco quedó cerca del estero Salado.
El cuerpo de Javier Peñafiel Pacheco quedó cerca del estero Salado.CHRISTIAN VASCONEZ

Su primera reacción fue protegerse de las balas, refugiándose atrás de las personas que estaban a su alrededor. Sin embargo, esto no lo salvó de la muerte. Sus verdugos le propinaron tres ‘pepazos’, dos en el tórax y uno en el estómago.

La víctima fue identificada como Javier Nicolás Peñafiel Pacheco, de 39 años, quien se encontraba almorzando en un comedor, tipo cabaña, cuando fue baleado. Ocurrió a las 12:30, en las calles 28 y la S, en el suroeste de Guayaquil

“Estaba en compañía de un amigo, en ese momento llegaron dos hombres en una moto, al verlos, él se asustó y se paró, tomó como escudo a las personas que estaban cerca, pero luego de los nervios salió corriendo hacia el estero, le dieron un tiro, luego tropezó con una piedra y cuando cayó le dispararon”, relató un testigo.

RELACIONADAS

Otra moradora indicó que los asesinos se movilizaban en una moto negra y que ya habían dado varias vueltas por el sector, antes de acercarse a su ‘blanco’.

“El señor estaba comiendo pescado y se tomaba unas cervezas, no se percató de la presencia de los asesinos hasta cuando se le acercaron para dispararle. Fueron directo a él. No les importó que habían niños cerca y que gritaban del miedo ”, expresó la joven.

La muchacha además agregó que al parecer no se trató de un robo porque a la víctima no se le llevaron nada. “Tal vez tuvo un pito con alguien y estaba pedido”, mencionó.

En la página de la Función Judicial, Javier Nicolás Peñafiel no aparece con antecedentes penales.

Nancy Peñafiel, hermana del fallecido, manifestó que Javier Nicolás llegó a las 12:00 de su trabajo y que enseguida salió de su casa, ubicada en las calles 25 y la N, en el mismo sector, para reunirse con un amigo que lo invitó a comer.

“Desde su teléfono un amigo nos llamó para darnos esta terrible noticia. Mi hermano era electricista. No sabemos qué pasó y por qué lo mataron, era un trabajador, no se metía con nadie, tal vez lo confundieron. Era padre de un niño de dos años”, expresó llorando la señora.

Minutos antes de que el cadáver fuera embarcado en el carro de Medicina Legal, a la escena del crimen también llegó Nelly Bagua, esposa del occiso.

La esposa del fallecido se lanzó hasta donde estaba el cuerpo de su amado.
La esposa del fallecido se lanzó hasta donde estaba el cuerpo de su amado.CHRISTIAN VASCONEZ

En medio del desconsuelo por la muerte de su cónyuge, la señora cruzó la cinta de seguridad colocada por la Policía y se lanzó al cuerpo de su amado. “Por qué mi amor, por qué te hicieron esto”, exclamó la viuda, mientas era separada por los uniformados que protegían la escena del crimen.

Pasadas las 14:30, el cadáver fue llevado al Laboratorio de Criminalística.