Suplicaron de rodillas para frenar asaltos

Exclusivo
Actualidad

Suplicaron de rodillas para frenar asaltos

Pescadores de Santa Elena se sienten abandonados por las autoridades y por eso realizaron una protesta

pescadores
Artesanos de Santa Rosa y Anconcito se unieron en plegaria y protesta.Joffre Lino

¡Muerte a los piratas!, es la consigna de los pescadores de Santa Rosa y Anconcito, que la mañana del lunes 5 de julio paralizaron sus actividades.

Cansados de tantos robos en el mar, los artesanos se ubicaron en la parte céntrica de la población de Santa Rosa, cantón Salinas, provincia de Santa Elena, en donde exigieron frenar los atracos que sufren por parte de los ‘piratas’.

Los protestantes dijeron sentirse abandonados por las autoridades de turno que no atienden sus peticiones, por eso durante la medida de reclamo se pusieron de rodillas para implorar protección a Dios.

“Ya solo falta que se nos lleven a nuestras mujeres, eso no lo podemos permitir, ya basta de chantajes, la lacra de piratas debe terminarse”, dijo Carlos Mejillones, quien se encadenó ante la multitud.

El hombre, quien ha sido víctima de asalto en cuatro ocasiones, aseguró estar arruinado por culpa de los maleantes. “Ya no tengo cómo trabajar. Se me robaron la lancha, el motor y todos los materiales de pesca. Estoy desesperado”, expresó.

En la acción de protesta, los artesanos colocaron una red en la vía que conduce al área pesquera y así evitaron el ingreso y salida de vehículos que transportan pescados hacia los mercados de Guayaquil y las provincias de la Sierra.

“Nadie trabaja hoy, sabemos que esto representa grandes pérdidas económicas, pero este sacrificio es por el bien de todos. El paro lo terminaremos cuando seamos escuchados por el Gobierno”, dijo el dirigente Ramón González.

Según las estadísticas de la cooperativa pesquera de Santa Rosa, solo en este puerto han sido sustraídos, en lo que va de este año, 300 motores. La cifra no coincide con las denuncias presentadas en la Fiscalía de Espacios Acuáticos que hasta junio registra 42.

Para González, el control naval en los puertos de la península es insuficiente y como los resultados no son satisfactorios, los pescadores optan por no denunciar los robos. El problema se agravó en el 2019.

A la manifestación de los artesanos se unieron sus similares de Anconcito. Estos llegaron con pancartas en donde se leía el descontento general del gremio.

La multitud cerró la arteria principal de Santa Rosa. Después todos participaron de una marcha por las principales calles.

Indignados porque al lugar no llegó ninguna autoridad a recibir el pliego de peticiones, los manifestantes decidieron caminar hasta la edificación de Capitanía del Puerto, en el malecón de Salinas, para allí protestar ante el ente de seguridad naval.

Los protestantes solicitan al Gobierno Nacional declare en emergencia al sector pesquero artesanal, además que se les autorice portar armas de fuego y así defenderse de los delincuentes.

RELACIONADAS

Para Fernando Vargas, representante de los Derechos Humanos, la solución es que las naves utilicen motores estacionarios similares a los que utilizan los yates o barcos.