Tras el tiroteo en Texas, Unicef exige medidas para proteger a los niños

Exclusivo
Actualidad

Tras el tiroteo en Texas, Unicef exige medidas para proteger a los niños

La balacera del martes 24 de mayo en la localidad de Uvalde, es la que más víctimas mortales ha dejado en EE.UU. en lo que va de 2022.

Tiroteo en la Escuela (8252109)
Policías e investigadores continúan trabajando en la escena del tiroteo masivo de este miércoles en la escuela de primaria Roob en Uvalde, Texas. Al menos 18 niños y dos adultos han sido asesinados en el tiroteo.efe

La directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, demandó este miércoles a los líderes políticos medidas para proteger a los niños y las escuelas tras el tiroteo en un centro de Uvalde (Texas, EE.UU.) que acabó con la vida de al menos 19 alumnos y dos maestras.

 "Una tragedia tras otra, un tiroteo tras otro, una joven vida tras otra... ¿cuántos niños más van a morir antes de que los líderes gubernamentales actúen para mantener seguros a los niños y las escuelas? Porque mientras no lo hagan, estos horrores continuarán", señaló Russell en un comunicado.

La responsable de la agencia de Naciones Unidas para la infancia recordó que en lo que va de año se han registrado ataques contra escuelas en Estados Unidos, pero también en países como Afganistán, Ucrania y varias naciones del oeste de África.

"Una vez más, los niños han sido atacados y asesinados mientras iban a la escuela, el lugar fuera de sus casas donde más seguros deberían estar", lamentó Russell.

El secretario general de la ONU, António Guterres, también reaccionó a la matanza con un breve comunicado en que se mostró impactado por un tiroteo "particularmente desgarrador", en el que la gran mayoría de las víctimas eran niños.

Las reacciones se suceden ante la masacre de ayer, cuando un joven de 18 años irrumpió en un colegio de primaria en la localidad de Uvalde donde atacó a tiros a los estudiantes que se encontraban en el lugar.

Se trata del tiroteo con más víctimas mortales en EE.UU. en lo que va de 2022 y ocurrió diez días después de que diez personas fallecieran por disparos en un supermercado en Búfalo (Nueva York) en un ataque con motivaciones racistas.

Además, es el segundo tiroteo más mortífero de la última década en un centro escolar, después del ocurrido en 2012 en la escuela de Sandy Hook en Newton (Connecticut), donde murieron 26 personas, una mayoría de ellos niños.