Exclusivo
Actualidad

Trabajadoras sexuales del Centro Histórico se levantan contra la presidenta de una asociación

Las mujeres presentaron una acción de protección hacia la líder de Por un futuro mejor, ya que han sentido una "vulneración de derechos". 

Trabajadoras sexuales
Sexoservidoras realizaron un plantón para exigir la destitución de la presidenta.Gustavo Guamán

Unas 30 sexoservidoras del Centro Histórico de Quito llegaron el pasado 22 de agosto de 2020 a la Unidad Judicial de Violencia contra la Mujer, en Carapungo, donde realizaron un plantón pacífico. Dentro, la presidenta de la Asociación de trabajadoras sexuales Por un Futuro de Mejor, Alexandra Flores, enfrentaba una acción de protección presentada por quienes aseguraron a este Diario sentirse afectadas de su ‘mandato’.

Rosa Germania, nacida hace 52 años en la provincia de Los Ríos, contó que “los derechos de las compañeras han sido vulnerados… la mentira y el engaño a mujeres la tercera edad (…) ella no las ha agremiado”.

También habló de cuotas mensuales, de kits, de gritos, de suspensiones… Germania, quien trabaja en el centro de la ciudad, dijo que Alexandra Flores aseguraba tener agremiadas a unas 150 sexoservidoras; sin embargo, en una mesa de trabajo salió a la luz que la presidenta “solo tenía agremiadas a 22 mujeres” en Por un Futuro Mejor.

Por su parte, Liz Alejandro, otra trabajadora sexual que hizo el plantón, manifestó que ella se ha sentido “afectada” directamente. “Lamentablemente estamos conformadas por una presidenta seleccionista, nos excluido a los grupos vulnerables, yo soy una madre de un hijo con discapacidad (autismo)”.

Trabajadoras sexuales
Se reunieron afuera de la Unidad de Violencia contra la Mujer, en Carapungo.Gustavo Guamán

Agregó que supuestamente Alexandra Flores, al tener aparentemente a 150 sexoservidoras agremiadas, pedía ayuda al Estado para todas y, sin embargo, no todas la veían.

Milton Granja, abogado de las trabajadoras sexuales, explicó que esta medida fue impuesta por la vulneración de derechos consagrados en la Constitución hacia sus clientes. Alexandra Flores “maneja a su antojo una asociación de manera ilícita. Cobra rubros que no constan en los estatutos ni en la Carta Magna. Además, funge como presidenta siete años, lo que no permite la Constitución a nadie ser reelegido por más de un periodo”.

El defensor además señaló que la presidenta “cobra ingresos que se inventa, suspende a las compañeras y no entiende calamidades domésticas, de salud… y por eso ellas se sienten desprotegidas”. Añadió que lo que han pedido fue que agremiaran a las sexoservidoras y la destitución de Alexandra Flores, pero la acción de protección fue negada por parte de la jueza “supuestamente porque existe otra demanda por los mismos hechos y con los mismos sujetos accionantes y accionados, algo que no es verdad”, dijo Granja.

La medida ha sido apaleada y ahora esperan una nueva diligencia. 

EXTRA se acercó a la involucrada, Alexandra Flores, y a su abogado para contrastar todas las versiones. Sin embargo, se rehusaron a dar declaraciones.

TE RECOMENDAMOS