‘Trapear’ con alguien por su apariencia, es agresión
Suscríbete

Exclusivo
Familia

‘Trapear’ con alguien por su apariencia, es agresión

Si en redes sociales ves una foto o video que para ti no es estética, es tu opinión, pero no escribas nada despectivo sobre la persona. Este tipo de violencia se da por la presión social

pareja
Así no te guste lo que ves en redes, no puedes convertirte en el juez de nadie y criticar.Shutterstock

“Vieja ridícula, ponerse bikini a su edad”. “¿Es hombre o mujer?... porque tiene bigote”. “Qué caretuca esa man, está hecha un chancho, y muestra sus ‘lonjas’”.

Frases como estas, escritas en redes sociales, o dichas verbalmente por alguien, solo expresan violencia estética, que ha existido por décadas, pero actualmente los usuarios digitales han exacerbado su agresividad, puesto que se emiten comentarios sobre la apariencia de los demás, sin siquiera conocerlos.

“Esta violencia atenta contra la diversidad de cuerpos y pretende establecer un prototipo de belleza, en el que se excluye a una gran mayoría de siluetas de personas reales que pueden manifestar su seguridad y autoestima, sin sentirse obligadas a encajar -a la fuerza- en los estereotipos”, señala David Jarrín, psicólogo clínico.

El experto afirma que el acoso por agresión estética halla su origen en un mecanismo de proyección, el sujeto atribuye a otros sus defectos, carencias, es un proceso inconsciente.

Se critica el estilo de vestir, su forma de cuerpo, lo que proyecta su personalidad, etcétera. “Lo que expresan representa más la esencia de quienes emiten comentarios, que de las víctimas”, asevera Jarrín.

Una persona con mentalidad tóxica, escribirá mensajes tóxicos; una sabia publicará mensajes edificantes, precisa la psicóloga Verónica Fonseca.

Burlas, sarcasmos, ironías, es manifestación de esta violencia. “La burla puede influenciar la belleza, valor y talento de alguien, no las aceptemos”, indica la psicóloga.

Algunos resultados

Esta violencia traería un cruce de palabras entre los interlocutores o el bloqueo del usuario que comete acoso, pero las reales consecuencias se dan fuera de la red social, se gestan en el interior del receptor, afectando su autoestima y seguridad, quienes pueden llegar a la depresión y en casos graves, al suicidio, sostiene Jarrín.

“Quien clasifica a la gente, trata de llamar la atención, tiene poca autoestima, es imprudente, su comunicación es negativa. Las publicaciones agresivas solo forman depredadores humanos”, finaliza Fonseca.

Cirugías y filtros

“Usar filtros en las fotos o realizarse cirugías no es el problema en sí, sino el exceso de la persona. Hay quienes no tienen en sus redes ni una sola imagen que antes no haya pasado por un análisis exhaustivo y edición minuciosa para lucir perfecta’. Debemos reconocer que la perfección no existe, sino que es un concepto o estándar socialmente impuesto y lo que se busca es encajar en ellos”, menciona Jarrín.

Cuando hay una adicción hay una afectación del autoconcepto, dice el especialista.

“La aprobación o validación externa de terceros por el ‘éxito social’ es una despersonalización a la integridad, esencia, originalidad humana y que en muchos casos podrían llegar a la muerte”, manifiesta Fonseca.

Extratips

1. Que la víctima trabaje su autoestima. Que reconozca su valor, más allá de su figura. Que aprenda que la belleza no es exclusiva de un tipo de cuerpo. Evite interactuar, dar relevancia o estar muy pendiente de lo que terceros opinen sobre usted.

2. Busca ayuda si te han afectado los mensajes o has vivido acoso. El profesional en salud mental te ayudará a canalizar lo que sientes y a fortalecer tu autoestima.

3. Que quien escribe reflexione su necesidad de opinar del otro. ¿Por qué quiero opinar sobre el cuerpo de alguien más? Analizar si pienso lo mismo de mí mismo. Evite las ‘buenas intenciones’ de decirle a alguien: “te has engordado, te queda mal esa ropa”, etcétera, porque podemos causar malestar.

4. La instrucción en la familia es fundamental. Que los padres le enseñen a los chicos a diferenciar lo bueno y malo; lo agradable y lo vil; lo que es juego y lo que se transforma en insulto o delito.

“Violencia estética es la presión social para encajar con estereotipos de belleza, aun cuando alcanzarlo suponga poner en riesgo la salud física o mental de la persona”.David Jarrín, psicólogo clínico
gordura
Ámate por quién eres, no por cómo luces.Pixabay
“Volvamos a los álbumes, a lo privado, no exponer todo porque no es obligación llenar las redes. Volvamos a la risa sana, al comentario que invierte y no destruye”.Verónica Fonseca, psicóloga