Exclusivo
Actualidad

Una familia pasó casi 10 años en un sótano esperando ‘el fin del mundo’

El hijo mayor se tomó cinco cervezas antes de pedir ayuda.

Imagen granja
No salieron en casi 10 años, nunca fueron a la barbería, ni a la escuela.ovaciondigital.com.uy

Una familia que vive en la provincia de Denreth, Holanda, fue rescatada por la policía luego de 9 años de encierro en un sótano. Uno de los integrantes fue a un bar de la localidad, se pidió unas cuantas cervezas y pidió ayuda.

El grupo estaba conformado por un hombre de 58 años y sus hijos con edades comprendidas entre los 18 y 25 años. Fue el hijo mayor quien se armó de valor e hizo que los hallaran.

En un principio, se pensaba que el hombre mayor era el padre de los muchachos, pero ese no es el caso, según indicó Roger De Groot, alcalde de la localidad.

Tampoco es el dueño de la granja. “Nunca he visto nada como esto”, añadió De Groot.

DENUNCIA

Chris Westerbeek es el dueño del bar en Ruinerworld. Él contó cómo el hombre había ingresado a su bar, pidió cinco cervezas y se las tomó.

“Conversé con él y me reveló que se había escapado y que necesitaba ayuda...entonces llamamos a la policía”, dijo.

“Tenía el cabello largo, una barba sucia, vestía ropas viejas y parecía confundido. Dijo que nunca había ido a la escuela y que no había ido a la barbería en nueve años”, relató.

El joven le dijo a Westerbeek que tenía hermanas y hermanos que vivían en la granja y que quería poner fin a la forma como estaban viviendo.

Las autoridades visitaron la granja, al inspeccionarla descubrieron una escalera en la sala que conducía al sótano donde estuvo la familia por nueve años esperando el final de los tiempos.

Ruinerworld tiene una población de menos de 3.000 personas. La granja queda a las afueras del pueblo y se puede acceder a ella si se cruza un canal.

Un vecino le contó a los medios que solamente había visto a un hombre y algunos animales. El cartero manifestó que nunca había entregado correspondencia para esa casa. “En realidad es bastante raro, ahora que lo pienso”, le dijo al diario Algemeen Dagblad.

La policía dijo que “Aún tenemos muchas preguntas sin respuesta”. También señalaron que todos los escenarios siguen abiertos mientras realizan la investigación.