Buena Vida

10 cosas que nadie habla del embarazo

Hay muchos artículos que hablan la parte linda de esta etapa, pero hay otras situaciones incómodas nadie te cuenta. 

MUJER EMBARAZA
No te agobies. Tienes derecho a sentirte como te sientes.PIXABAY

La sociedad tiende a minimizar las molestias y emociones de las mujeres embarazadas. Sin embargo, en la actualidad hay una comunidad de mamás que las respaldan. 

“El embarazo es un vaivén emocional y hormonal. Para ciertas mujeres es todo color rosa, pero para otras no. La mayor parte del embarazo viven con sueros y más. Sin embargo, la recompensa llega cuando nace el bebé. Y por ellos vale la pena todo”. expresa Carol Valdivieso, médico general especializada en pediatría.

Por tal motivo te dejamos una lista para que comprendas que no estas sola, es normal lo que sientes y tranquila que esto solo durará hasta que nazca tu pequeño. 

embarazo 1

¿Embarazada y con gripe? ¡tenga mucho cuidado!

Leer más

1. El tiempo cambia. Para empezar ya no cuentas en meses sino en semanas. Una forma de percepción temporal que ningún otro ser entenderá. Pareciera que hablan en idiomas diferentes.

2. Tus zapatos te quedan pequeños de la noche a la mañana. Los pies se hinchan, al igual que los tobillos, por la retención de líquidos.

​3. Se te empiezan a olvidar las cosas. Ahora debes estar pendiente de las alarmas, porque te olvidas hasta de desconectar la plancha.

​4. Te alejas de la vida social. Te importa más tu vida y la de tu pequeño que prefieres estar aislada para sentirte conectada con tu bebé.

5. Tu nariz parece ser tu enemiga. ¡De repente te cuesta respirar!

​6. Los primeros síntomas del embarazo se confunden con los de una simple gripe. Es una combinación de dolencias. Si tienes sospechas no te automediques, primero hazte una prueba.

​7. La ropa. Es un dilema. Tus prendas te quedan pequeñas y las de las tiendas te quedan enormes.

​8. Empiezas a salivar mucho. Se debe a los cambios hormonales típicos del embarazo que son responsables de regular la secreción salival.

9. Los cambios de temperatura.
También se relacionan con los cambios hormonales.

10. ​ El líbido baja.
Los tres primeros meses te sientes cansada para pensar en sexo.