Exclusivo
Salud

Amnesia digital: descubre a través de un test si la padeces

La información está al alcance de un ‘clic’, pero abusar de este recurso puede afectar a tu memoria y atención. Pilas con el deterioro cerebral.

amnesia
La web debe ser una fuente de consulta, no debe convertirse en tu memoria externa.Pixabay

¿Sabes lo que es el efecto Google o la amnesia digital? Es un término empleado por expertos informáticos y varios profesionales de neurociencias para explicar aquellos olvidos de información, como fechas, nombres términos, etc., explica el psicólogo clínico, Jonathan Suárez, quien sostiene que el problema en sí es que se ha llegado a un punto en que las personas todo lo están haciendo mecánicamente y están evitando recordar datos. Las excusas van desde perder el tiempo hasta no poder memorizar toda la información claramente. Por ello justifican que la búsqueda en la web es lo más rápido y descomplicado.

‘Memoria externa’

En EE. UU., la psicóloga Betsy Sparrow, profesora de la Universidad de Columbia, Nueva York, al investigar descubrió que Internet funciona como una memoria externa, que cada vez nos hace retener más información, así lo reveló el portal Muy interesante.

Evita el deterioro de tu cerebro

La era digital en la que se vive está afectando el desarrollo y maduración de las neuronas, en especial en los jóvenes, dice Carlos Navas, neurólogo, quien manifiesta que las células cerebrales (neuronas) van creciendo y madurando en el humano desde que nace hasta aproximadamente los 25 años.

“Google es la manera rápida de hallar una respuesta. No estamos acostumbrando al cerebro a pensar y a ejercitarlo, lo que a la larga genera deterioro cerebral y cognitivo. Para ello se aconsejan los estímulos visuales, auditivos, olfatorios y somatosensoriales (música, canto, baile, manualidades, idiomas, entre otras actividades) de muy temprana edad, que permitan desarrollar las neuronas del infante y el joven. De esta manera le permitirá pensar, razonar, y desarrollar una idea basada en la formación que reciben a edad temprana. Así es cerebro se ejercita y no hay un envejecimiento temprano ni deterioro cognitivo”, detalla el galeno.

Afectados: Jóvenes de 15 a 30 años

Suárez sostiene que esta conducta (acudir constantemente a la web para diversas consultas) perjudica a todo sujeto que tenga acceso a Internet, sin distinción de edad, pero hay una población más afectada: jóvenes de 15 a 30 años, quienes se enganchan fácilmente con las últimas tendencias en la tecnología.

Razonar, deducir, comprobar...

Una vez más el problema no es la tecnología, sino los comportamientos que tenemos para con esta herramienta, pues así como apareció la calculadoras y la gente dejó de hacer ejercicios mentales (suma, resta, multiplicación, entre otras operaciones) por recurrir a este aparato, lo mismo sucede con la tecnología.

El experto asegura que esta dependencia nos hace cómodos (dejar que internet lo haga por nosotros), debilita la memoria, atenciòn, comprensión y otros procesos del pensamiento. Igualmente, podría producir signos de adicción a la tecnología.

Para Suárez es lamentable que esta generación con todas las facilidades tecnológicas actúe mecánicamente y no razone. “El éxito es que llegue a razonar, deducir con lógica y tener un pensamiento crítico, a la vez que enriquezca al medio social en el que se desarrolla (laboral, educativo, etc.)”.

Ejercita tu memoria

- Resuelve sopas de letras, sudokus, crucigramas, acertijos, juegos de cartas y otros que usen la memoria.

- Desarrolla un hábito lector.

- Aprender rimas y trabalenguas.

Aliméntate bien, come pescado, frutas, legumbres, frutos secos (nuez, almendras, etc.). Minerales como magnesio, ácido fólico, vitamina E.

Duerme 8 horas.

- Haz ejercicio, mínimo 30 minutos diarios.

Test: Contesta las siguientes preguntas con sinceridad:

1. Si me pierdo en algún lugar no hago el mínimo esfuerzo y recurro a los mapas digitales.

No

2. No me preocupa memorizar nada porque para eso está internet.

No

3. Siento que he olvidado enseñanzas de la época escolar o colegial, como nombres, fechas, etc.

No

4. No logro memorizar ni el nombre de un artista.

No

5. No me siento seguro de lo que sé, por eso recurro a la web.

No

6. Me es más fácil recordar el sitio web donde busqué los datos, que la información.

No

7. Si busco datos prefiero utilizar el internet en lugar de un libro.

No

8. Solo recuerdo la información cuando me cuesta hallarla.

No

9. Me olvido con facilidad de las cosas.

No

10. Tengo inseguridad de cómo se escriben ciertas palabras, por eso acudo a internet.

No

Evaluación:

Si contestaste más de 6 ‘sí’: Es posible que tengas problemas con la memoria por tu apego a Internet. Busca ayuda profesional, un psicólogo, para que no caigas en adicción.

Si contestaste más de 6 ‘no’: Utilizas Internet con prudencia.

Test elaborado por el psicólogo Samuel Merlano.

TE RECOMENDAMOS