¿Es posible enamorarse por Internet?

Exclusivo
Buena Vida

¿Es posible enamorarse por Internet?

¿Por qué buscamos el amor en línea, ¿es posible enamorarse por esta vía? Dos expertos lo responden a EXTRA, además de señalar los posibles riesgos de ‘ligar’ en Internet.

Imagen 11
Los enamorados 3.0 poseen dificultades para relacionarse de forma directa con los demás, que se escudan en las plataformas digitales.Internet

“Todo inicia con un envío de solicitud de amistad en Facebook; luego se sigue a la persona en otras redes sociales y, finalmente, se enamoran de forma virtual”. Así lo indica la psicóloga Sharon Sánchez Zalamea, quien menciona que la facilidad para interactuar con otros en Internet es “impresionante”, pues toma solo un clic.

Tras pedir amistad en una red social —explica— empezar a conversar con esa persona es, en algunos casos, cuestión de minutos; incluso, sin saber si usa una foto real o si en realidad es hombre o mujer. “Nos enganchamos porque preferimos conversar con esas personas virtuales que con nuestros amigos físicos. Y si se trata de enamoramiento, la situación se pone todavía más intensa”, indica Sánchez.

Pero, ¿por qué se busca amor por esta vía?, ¿es posible enamorarse de este modo? Para la experta es imposible enamorarse completamente por Internet, ya que lo único que puede existir en primera instancia es una sensación de comprensión y apoyo mutuo. En su opinión, debe necesariamente haber una conexión física; sin embargo —asegura— nos engañamos y “actuamos como si la otra persona estuviera físicamente presente”.

Según el profesor de Psicología, Rubén Constante Villacís, con el Internet surge la opción de ‘ligar’ desde la comodidad de la casa. “A las personas les suena fácil, accesible y además es gratis, por lo que no se hace una inversión; todo inicia así, probando a ver qué tal nos va, si de repente conocemos a alguien para ‘engancharnos’ y aferrarnos a una conquista aparentemente sencilla y sin complicaciones”, afirma.

Al mismo tiempo —advierte— estas plataformas brindan una especie de ‘camuflaje’ cuando algo no va bien. “Si quieres estar presente te conectas, si te enojas puedes bloquear o simplemente desaparecer”, sostiene Constante, algo que resulta más complicado, por ejemplo, durante una conversación frente a frente.

Los riesgos de enamorarse en línea

Constante señala que el enamoramiento digital puede, en ocasiones, derivar en una relación patológica, al llegar a idealizar al otro y al centrar toda la atención en quien está del otro lado de la pantalla. Esto sucede porque, según Constante, los involucrados tienen dificultades para relacionarse de forma directa.

“La infatuación es el estado emocional caracterizado por dejarse llevar por una pasión irracional o amor adictivo”, dice el especialista, quien indica que esto ocurre al principio de una relación amorosa, siendo las características más sobresalientes la urgencia, intensidad, deseos sexuales y ansiedad.

Por su parte, Sánchez considera que uno de los riesgos es que el enamoramiento se vuelva “tormentoso”, debido a que la persona puede llegar a sufrir mucho cuando existe una actitud indiferente por parte del otro. “Esto se debe a que no existe un acercamiento físico”, resalta y asegura que, quien realmente se involucra, puede sufrir cuadros depresivos.

Otro de los problemas con este tipo de relaciones es el catfishing, un término que, como lo indicamos en este artículo, hace referencia a las personas que mienten para crear un vínculo emocional y luego exigir dinero en base a una realidad inventada.

En este sentido, Sánchez aconseja tener precaución: proteger la seguridad; no pasar información personal como número de teléfono, dirección, además de hábitos y horarios.

“Hay una tendencia de volverse muy íntimo con otra persona por Internet. Eso puede llevarte a dar información más rápido de lo habitual”, advierte.