Exclusivo
Buena Vida

Gary, el perro que se quedó esperando a Carrie Fisher

Gary fue adoptado hace cuatro años por la actriz, de un servicio de mascotas, y lo mantuvo como apoyo para el tratamiento de su trastorno bipolar.

Imagen carrie
Gary fue adoptado hace cuatro años por la actriz, de un servicio de mascotas, y lo mantuvo como apoyo para el tratamiento de su trastorno bipolar.Twitter Gary Fisher

Aunque Carrie Fisher tuvo una hija, fue una madre amorosa para Gary, un bulldog francés, café, hacia el que volcó todo su cariño y ternura. Fue su compañero inseparable, la acompañaba a todas partes, a las reuniones, homenajes, premiaciones, filmaciones, incluso iban juntos el día en que a la eterna ‘Princesa Leia’ le sobrevino un infarto durante el viaje que realizó de Londres a Los Ángeles y que posteriormente le costaría la vida, la mañana de este 27 de diciembre.

Gary fue adoptado hace cuatro años por la actriz, de un servicio de mascotas, y lo mantuvo como apoyo para el tratamiento de su trastorno bipolar. Pero el amor entre ambos fue inigualable.

Era un can tan famoso como su madre y su abuela Debbie Reynolds. Se codeaba con las grandes estrellas de Hollywood por tanto Gary también era muy activo en las redes sociales. Su cuenta de Twitter llega a los 32 mil seguidores. Su mensaje: “I’ll be waiting right here mommy” (Te estaré esperando aquí mamá) hizo llorar a miles de sus fanáticos e internautas. Lo escribió cuando Carrie Fisher ingresó al hospital. Desde entonces no la volvió a ver.

Ese bulldog, gordo y bonachón incluso se burlaba en Twitter de Harrison Ford, Han Solo de ‘Star Wars’, cinta de la cual Carrie fue la estrella y mantuvo comunicación con Donald Trump cuando le ofreció ser el Director del Departamento de Seguridad Nacional. Gary es una celebridad. Varias veces fue invitado a programas en Estados Unidos como Good Morning America, Today Show y The Jonathan Ross Show. En mayo de este año, estuvo en el Festival de Cannes y luego en Nueva York, donde presenció la proyección de la serie Catástrofe, en la cual Fisher trabajó sus últimos días.

Su característica lengua siempre afuera era parte de su atractivo. Su último tuit para su mamá fue escrito hoy tras su partida. “Saddest tweets to tweet. Mommy is gone. I love yoy @carriefisher” (El más triste de los tuits. Mami se ha ido. Te amo @carriefiser”). Los publicistas de la actriz no han confirmado quien maneja la cuenta de Gary, quien se quedó esperando su regreso.