Música, baile, empujones y puñetes en la Fiesta Vallenata

Exclusivo
Buena Vida

Música, baile, empujones y puñetes en la Fiesta Vallenata

El show comenzó con Luis Contreras, quien calentó el ambiente con temas populares, entre ellos Sin perdón y Cuatro rosas

CONCIERTO DE SALSA VALLENATO Y BALADA POR FIESTAS JULIANAS EN LA AVENIDA MACHALA Y GOMEZ RENDÓN
La desesperación de los fanáticos por ver a sus ídolos musicales fue tal, que terminaron rompiendo las vallas en la Concha Acústica.Archivo / Referencial

Guayaquil vivió una fiesta vallenata como inicio de sus fiestas octubrinas, en las que se cantó, bailó, se gritó, se empujó y en la que hubo hasta puñetes.

Silvestre Dangond, Jorge Celedón, El Binomio de Oro, Luis Contreras y Alexa , hicieron las delicias del público amante del vallenato que llenó en su totalidad la Concha Acústica del parque Samanes de Guayaquil la noche del jueves para ver el show que duró mas de seis horas.

“Acá estamos haciendo fila desde las 3 de la tarde pues queremos los mejores puestos para ver el show”; dijo María Elena Potes y Julia Briones, compañeras de trabajo quienes son fanáticas de Celedón y Dangond.

Empezó el show

El show comenzó con Luis Contreras, quien calentó el ambiente con temas populares, entre ellos Sin perdón y Cuatro rosas, los que arrancaron lágrimas y suspiros a varias fanáticas.

Su show fue uno de los más aplaudidos de principio a fin.

Una hora y medida después le tocó el turno a Silvestre Dangod.

María Elena y Julia, abrieron sus pancartas en las que tenían fotos del artista y frases de amor, pero solo pudieron tenerla un par de minutos pues la multitud terminó por romperlas porque decían que no los dejaba ver a los cantantes.

“No importa que la hayan roto, igual Silvestre la pudo ver” decían las jóvenes fanáticas. El colombiano cantó sus mejores temas entre ellos Cásate conmigo y Materialista, los cuales provocaron histeria entre los presentes que no paraban de gritar su nombre.

Entre el público también habían una cantidad considerable de colombianos que mostraban orgullosos la bandera de su país.

La desesperación de los fanáticos por ver a sus ídolos musicales fue tal, que terminaron rompiendo las vallas en la Concha Acústica.

Los que estaban en la general se pasaron a preferencia y éstos a la zona vip. Por un momento una multitud provocó el caos y varios empujones fueron contestados con puñetes. La Policía actuó de inmediato y restableció el orden, pero los que lograron pasar no regresaron .

A las 2 de la madrugada le tocó el turno al Binomio de Oro, quien solo pudo cantar tres temas. A las 02:30, entró la Policía y obligó a los artistas a detener el show. Los colombianos tuvieron que acatar las órdenes y dejaron el claro que ellos querían seguir. No se dieron explicaciones por haber terminado el show.