Exclusivo
Buena Vida

¡El niño también se estresa!

Tu hijo no trabaja ni tiene responsabilidades pero también sufre de estrés.

abrazo
Dedica tiempos de calidad a tus hijos.archivo

En la vida del adulto el estrés es un denominador común y en el caso de los niños varía según sus rutinas cotidianas. Hay pequeños que son perfeccionistas y si las cosas no salen como ellos la esperan se frustran. Si a esto le sumas la presión de los padres y profesores, su nivel de tensión puede ser alto.

RELACIONADAS

La psicóloga clínica, Paola Córdova, especialista en tratar las conductas de los niños, asegura que el encierro -que fue ocasionado por la pandemia- alteró ciertos comportamientos, ya que el ser humano por naturaleza no puede estar en un solo lugar. “Es importante que el niño salga por unos minutos de casa, si antes estaba dos horas en el parque ahora deberá ser por 20 minutos, siempre y cuando sea un lugar abierto y con pocas personas”, dice a este periódico la profesional. También el no ver a sus amigos ni a sus abuelos puede ocasionarles ansiedad. 

Muchos infantes están muy ocupados y no tiene tiempo para relajarse después de las clases online, por ello, habla con tu hijo y ambos elijan las actividades extracurriculares.

Para saber

El estrés es normal en cierto nivel. Sentir enojo, temor , tristeza está bien, pero ayúdalos a canalizar sus emociones. 

Síntomas de estrés

- Físicos. Dolor de cabeza, dolor de estómago, problemas para dormir, pesadillas, orinarse con frecuencia en la casa o disminución de apetito.

- Emocionales. Ansiedad, incapacidad de relajarse, miedo a la oscuridad, incapacidad para controlar sus emociones y comportamiento agresivo.  

Tres tips para liberar el estrés

- Abraza. El abrazo no es una muestra de cariño, también es una medicina natural para combatir el estrés.

- Sonríe. Muchos estudios revelan que, cada vez que sonríes tu cerebro reduce los niveles de cortisol. 

- Haz deporte. Ayuda al cuerpo y a la mente a liberar las tensiones acumuladas.

TE RECOMENDAMOS