Exclusivo
Buena Vida

Consultorio Sentimental: “Las trans me excitan demasiado"

Doña Esperancita no solo trata temas relacionados al amor, también de otra índole. 

A un caballero le atraen las chicas trans.
A un caballero le atraen las chicas trans.Adrián Peñaherrera

Me llamo Israel, tengo 35 años y le escribo desde la ciudad de Ibarra. El problema que tengo es que siento mucha atracción hacia las chicas “trans”. Desde que era pequeño sentía curiosidad y morbo por usar ropa interior femenina. Aclaro que no me gustan los hombres, pero sí las mujeres, en especial las trans, me excitan demasiado… siempre las he mirado, más cuando van caminando por la calle. Una vez contraté los servicios de una de ellas, y al momento de la intimidad hice el papel de activo, pero luego de pasivo, solo lo hice por el clímax del momento, ya que después me sentí muy mal. La verdad solo he tenido dos o tres encuentros parecidos y no sé por qué lo he hecho. Solo le puedo decir que me gusta todo de una trans; su manera de vestir, su cuerpo, y es una emoción fuerte que siento al estar con ellas. Quisiera dejar de ver a estas chicas, pero creo que no puedo. Ayúdeme mi Esperancita, deme un consejo por favor.

Respuesta:

Israel, tu caso es complicado, pero no desconocido. Dices que no eres gay y está bien que defiendas tu heterosexualidad, aunque también pareciera que se tratase de un problema de identidad de género; puede ser un caso de fetichismo, una admiración exagerada hacia las prendas femeninas. Si bien es cierto, una cosa es ser transformista y otra transexual. Lo tuyo va más allá del deseo, no te quedarás tranquilo hasta vestir como una mujer o tal vez sentirte una de ellas, ya sea por placer o excitación. Algo anda mal en ti, y debes buscar ayuda de un psicólogo o sexólogo que pueda orientarte. Esos sentimientos negativos que tienes son de culpa y lamentación, hay áreas reprimidas en ti que no te dejan tranquilo. Tal vez de niño tuviste alguna experiencia fuera de lo normal, por ende, debes hacerte tratar por profesionales. Si quieres dejar tales prácticas empieza por tomar una decisión, antes de que sea demasiado tarde y te veas envuelto en algo de lo que te puedas arrepentir. Al momento de manifestar tu problema hazlo sin prejuicios, pero nunca aceptes algo que no quieras ser. ¡He dicho!