Exclusivo
Buena Vida

El cuy, la estrella de la comida andina

Se trata de una proteína muy versátil que se puede integrar hasta en postres y comida rápida. Es carne tierna y de buen sabor.

cuy
El cuy se adapta a todo tipo de preparados.Cortesía

El platillo estrella de la gastronomía andina es, sin duda alguna, el cuy. Se trata de un manjar que ha deleitado a los comensales, sobre todo en su clásica preparación: asado y acompañado con papas y salsa de maní.

Pero, como muchos alimentos, el cuy se ha adaptado a la cocina moderna y hoy destaca en todo tipo de recetas: guisos, hamburguesas, estofados, sopas y hasta en postres.

El chef Amir Gindeya explica que la clave de esto es la versatilidad del producto al momento de prepararlo. “Es una proteína que tiene un gran sabor y un alto contenido de nutrientes. Además, es una carne baja en grasa que aporta omega 3 y 6 al organismo”.

Otro punto que destaca el especialista en artes culinarias es que la primera vez que la gente prueba el cuy, suele asociarlo con el sabor del pollo. Al ser una carne blanca y jugosa, tiene una textura similar.

Sin embargo, la diferencia más importante es que durante la cocción su piel obtiene una crocancia única. “Se podría decir que el cuero es lo más disputado entre la gente”, agrega.

En los tres platos 

La propuesta actual integra la proteína en los tres tiempos de un menú, es decir: en la sopa, en el plato fuerte y en el postre.

Estas locas variantes se popularizaron en una feria que se realiza en Sangolquí, sur de Quito. Allí, el helado de cuy es el protagonista.

Este postre se elabora con la carne cocinada, maracuyá y crema de leche. Todo debe estar integrado en la licuadora y se lleva al congelador por un par de horas. El maní es ideal para acompañarlo. Este manjar frío es tan delicioso que se ha hecho famoso en Estados Unidos y en Europa.

helado
el helado de cuy va acompañado de fruta y nuez o maní.Cortesía

Sugerencia del experto

Sopa de cuy

Ingredientes

- 1 cuy pelado y limpio

- 5 papas grandes peladas

- ½ cdta. de ají en polvo

- 2 cdtas. de cilantro

- 1½ taza de leche

- 2 dientes de ajo molido

- ½ cdta. de comino molido

- 2 cdtas. de achiote

- 2 ½ tazas de cebolla paiteña en cuadritos

- 2 ramas de cebolla blanca picadas finamente

- 1 cucharada de mantequilla

- ½ taza de pasta de maní

- 5 tazas de agua

Preparación

1. Un día antes marina el cuy en ajo molido, comino, orégano, sal y pimienta.

2. Refríe el cuy en presas en aceite caliente hasta que se dore.

3. Termina de cocinar en el horno o la parrilla.

4. Prepara un nuevo refrito con achiote, cebolla blanca, cebolla paiteña, ajo y comino.

5. Una vez que las cebollas estén doradas, agrega la mantequilla y la papa cortada.

6. Añade el agua, el cuy cocinado, el cilantro y cuece hasta que la papa esté semisuave.

7. Licúa la leche semidescremada con maní, agrega esta mezcla a la olla, revuelve y deja que la papa se cocine.

8. Retira del fuego y sirve. Agrégale el cilantro picado.

sopa
El chef recomienda usar esta proteína en una sopa.Cortesía

TIPS

Para que la carne quede tierna, hay que cocer la proteína a fuego lento.

Si quieres que el cuero quede bien tostado, pon al cuy de panza en aceite hirviendo y no lo tapes.

Cuando se prepara a la brasa, se debe pasar la carne bien aliñada por un palo o varilla y estar pendiente de que no se sobrecocine.

Gíralo constantemente para asegurar que se cocine de manera uniforme.

Para humectar la carne usa achiote, que también servirá para darle un buen color.