Exclusivo
Buena Vida

¿Qué tanto sabes del embarazo?

En esta nota te dejamos 6 curiosidades que tal vez no conocías...

embarazo 1
Cada embarazo es una experiencia diferente.PIXABAY

En estos tiempos en que la tecnología está al alcance de todos, existe mucha información disponible sobre el embarazo en portales digitales o redes sociales, por lo que podrías pensar que lo sabes todo.

Si te gusta investigar más, estás en la nota indicada. Te dejamos seis curiosidades sobre el embarazo; así sabrás un poquito más de lo que te rodea o te espera en esta maravillosa etapa. 

La mayoría de las mujeres suben de peso.
La barriga suele ser una de las mayores preocupaciones, y la culpa la tiene el útero, pues este órgano aumenta hasta 400 veces su tamaño. Después de todo, alberga a tu bebé durante las primeras 40 semanas de vida.

El corazón también crece.

Y no nos referimos a la capacidad de amar, sino que literalmente crece de tamaño. Esto se da porque tiene el doble de trabajo, late mucho más rápido y aumenta hasta un 50 % el volumen de nuestra sangre. Por tal motivo la frecuencia cardíaca se eleva, mientras que la tensión arterial tiende a disminuir. Esta acción resulta beneficiosa para la mujer, preparándola para problemas del corazón.

Cambia el tono de piel.

Es una de las alteraciones más comunes. Se debe a la hiperpigmentación que aparece por los cambios hormonales. Suele apreciarse un tono más oscuro alrededor de los pezones, en las axilas y en los genitales. Sin embargo, en el caso de ciertas mujeres, estas manchitas también pueden aparecer en la cara.

Se desarrolla el olfato.

Por el aumento de los estrógenos, y todo huele mucho más fuerte. Tanto, que algunos olores que antes te encantaban, como los de ciertas comidas, pueden hacerte literalmente vomitar.

Crecen los pies.

La relaxina, hormona que facilita el paso del bebé durante el parto, afecta también los ligamentos del pie. Siete de cada diez mujeres ven cómo sus pies se vuelven más largos durante el embarazo.

El estrés de la madre.

Puede influir en la personalidad del bebé, generando déficit de atención, ansiedad o que sea muy inquieto.

Los desencadenantes de los cambios físicos y emocionales que ocurren en la gestación son las hormonas, que causan la mayoría de las molestias durante todo este periodo. Una vez finalizado el embarazo, el cuerpo poco a poco regresa a la normalidad”.Mariela Andrade,
ginecóloga-obstétrica
TE RECOMENDAMOS