Exclusivo
Buena Vida

¡Deja que tus hijos caminen descalzos!

Los pies, en función de receptores, contribuyen a un mejor desarrollo de la inteligencia de los bebés

descalzo
Ir descalzos con frecuencia permite que los pies crezcan de forma saludable, lo que repercutirá favorablemente en la estabilidad.Shutterstock

Si a tu hijo le gusta estar descalzo ¡déjalo! Eso beneficia al desarrollo de su inteligencia y contribuye al proceso muscular.

La especialista en atención temprana, Surya Cuan, asegura que, al contrario, el calzado impide recibir sensaciones, a eso se suma que los zapatos constituyen un peso excesivo a los pies y esto impide que se mueva libremente. “A un niño que aún no camina hay que evitar ponerle zapatos, porque esto podría perjudicar este proceso”, explica la experta.

Un estudio realizado por expertos de la Universidad Complutense de Madrid encontró que andar descalzo con frecuencia en la infancia estimula la maduración de algunas de las funciones cognitivas, a la vez que fomenta el desarrollo propioceptivo y mejora el rendimiento intelectual. En la práctica, los pequeños que van descalzos con frecuencia maduran más rápido en comparación con otros que siempre llevan zapatos.

Así que ya no te estreses, más bien alégrate de tener a un niño sano.

Por si no lo sabías...
​​Desde el punto de vista del desarrollo neurológico y de la sensibilidad táctil, los pies del recién nacido tienen una sensibilidad mucho más fina que la de las manos hasta los nueve meses.

Las claves

- Los pies tienen una función esencial: comunicar sobre el mundo exterior al bebé, que toca con ellos todo lo que tiene a su alcance.

- No permitas que el niño se desplace sin zapatos sobre superficies mojadas, ya que puede resbalarse y caer.

Otras ventajas

- Fortalece a los músculos y mejora la postura. El hecho de recibir información sobre el suelo a través de los pies hace que los niños no tengan que ir constantemente con la cabeza agachada y, por lo tanto, su postura es más adecuada durante mayor tiempo.

- Favorece una mayor conexión con la naturaleza. Puede sentir hojas secas o las piedras, unas suaves y otras incómodas.