Exclusivo
Buena Vida

¡Deja que tu hijo juegue con tierra!

Aislar al niño de un ambiente libre de gérmenes y bacterias puede ser perjudicial para su salud.

Niño jugando con tierra
Jugar al aire libre es un laboratorio de experimentos.PIXABAY

Deja que el niño se exponga a las bacterias y gérmenes. Por si no lo sabías, esto es esencial para su sistema inmune. Cumplen una función similar a la de las vacunas. Por otro lado, ensuciarse es parte del juego y es una herramienta necesaria para su desarrollo físico y mental. ¡Pero mamá, tampoco caigas en los extremos! No bañarse por varios días o no lavarse las manos con abundante jabón está prohibido en esta emergencia sanitaria; perjudicará a tu hijo.

“Debes asignarle espacios idóneos para sus juegos. Considera su edad. De esta manera podrás ponerle algún límite”, recomienda Jenny Díaz, especialista en atención temprana.

Acepta el reto: deja el temor de que tu hijo esté expuesto a la mugre, que juegue sin restricción de ensuciarse, y que cuando termine de divertirse vaya por una buena ducha. Que se limpie bien después de jugar.

  • Beneficios
​- Ayuda a la reparación de la piel. Las bacterias en la superficie de la piel ayudan al cuerpo a disminuir las erupciones.

- Le brinda protección única durante su primer año de vida. Los bebés que están expuestos a las bacterias del hogar son menos propensos a desarrollar alergias y asma porque se establece el sistema inmune. Por tal motivo debes dejarlos que anden descalzos.

Las claves

1. Si no quieres que se ensucie toda su ropa, selecciona algunas prendas, estas pueden ser bermudas y camisetas desgastadas.

2. Una vez que haya terminado de jugar, enséñale una rutina de limpieza, cambiarse de ropa y luego lavarse muy bien la cara y las manos.

Para saber

Si un niño está en un ambiente estéril, lo más probable es que la inmunidad no trabaje como debería. Haría una reacción alérgica ante la más mínima aparición de polvo.

TE RECOMENDAMOS