Descubiertas dos nuevas especies de lagartijas en el Machu Picchu

Exclusivo
Buena Vida

Descubiertas dos nuevas especies de lagartijas en el Machu Picchu

La segunda especie es la "Proctoporus optimus", que fue descubierta en pleno santuario histórico de Machu Picchu, donde se encuentra la célebre ciudadela incaica.

Descubiertas dos nuevas especies de lagartijas en el Machu Picchu
Descubiertas dos nuevas especies de lagartijas en el Machu PicchuCortesía

Un grupo de científicos descubrió dos nuevas especies de lagartijas en el santuario histórico del Machu Picchu y en una zona próxima, amenazadas por la actividad humana y el cambio climático, informó este viernes el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Senarp) de Perú.

Ambas especies pertenecen al género "Proctoporus", un grupo de lagartos que se distribuyen en las zonas andinas de Argentina, Bolivia y Perú, detalló el Senarp en un comunicado.

La primera especie, "Proctoporus katerynae", fue descubierta en la zona de amortiguamiento de la Reserva Comunal Machiguenga y fue nombrada en honor a la bióloga Kateryn Pino Bolaños.

Prueban con éxito en ratones células madre para atacar el glioblastoma

Prueban con éxito en ratones células madre para atacar el glioblastoma

Leer más

La segunda especie es la "Proctoporus optimus", que fue descubierta en pleno santuario histórico de Machu Picchu, donde se encuentra la célebre ciudadela incaica.

Esta segunda especie fue nombrada en homenaje a "Optimus Prime", el personaje de la película de ciencia ficción Transformers, que fue filmada en esa área natural protegida.

El descubrimiento se realizó con la ayuda de secuencias genéticas y la revisión de especímenes en las colecciones científicas del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco, el Museo de Biodiversidad del Perú y la colección científica de vertebrados de la Universidad de Texas.

La principal amenaza para ambas se deriva del cambio climático, concretamente del incremento de la temperatura en las tierras bajas, lo que fuerza a que las especies de esas zonas migren hacia las partes altas de las montañas buscando su optimo térmico.

Debido a eso, se origina una reducción en su área de distribución, según la información de la Senarp.

El estudio fue realizado por investigadores de las universidades Señor de Sipán, de Perú; de Concepción, en Chile; del Museo de Historia natural de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco, así como del Museo de Biodiversidad del Perú, y la Universidad Internacional de Florida (EE.UU).

En el miso, colaboraron guardaparques del Machu Picchu, agregó la información.