Exclusivo
Buena Vida

No gastar en 'chucherías', entre los tips para llegar 'vivo' a fin de mes

La tranquilidad financiera se la adquiere dando un buen uso al dinero y reconociendo sus costos ocultos. Aquí algunos consejos por expertos:

Dinero
Tener dinero no basta si no se lo sabe manejar.Canva

Hay muchas tentaciones en el mundo que podrían desprenderte del dinero que tanto te costó ganar. Vivir a la perfección y tener un estilo de vida de 'comprar hasta el cansancio' es 'pepa', si quieres vivir toda tu vida con el bolsillo 'flaco'. Desafortunadamente, este estilo de vida no te brindará seguridad ni libertad financiera, y peor aun pensar en inversiones a futuro.

Así lo menciona Ricardo Duche, economista y maestrante en administración de empresas, ya que por eso es importante ahorrar e invertir el dinero de manera adecuada para no pasar peripecias antes de que llegue la quincena o fin de mes.

"Ahorrar dinero no solo te ayuda a lograr la libertad financiera, sino que también puede brindarte la tranquilidad de saber que tienes una reserva de efectivo disponible en caso de cualquier eventualidad", expone. Pero la mayoría de personas no lo hacemos y gastamos hasta decir basta.

Una de las razones por la que el gasto suele ser la opción más popular, sostiene Paola Zeas, asesora y máster en inteligencia financiera, responde a la época actual en la que la inmediatez "nos puede llevar a siempre querer sentir más", ya que el proceso de compra está envuelto de muchas emociones y sensaciones.

La gente compra y gasta, según ella, porque segrega dopamina en nuestro cerebro, lo que a su vez nos hace sentir felices. Este proceso en nuestro cerebro es el opuesto a la inversión, donde para ver resultados satisfactorios se requiere de mucha paciencia y dominio propio de las emociones, explica la profesional en finanzas.

consumista

Estar ‘chiro’ y ser consumista es una pésima combinación

Leer más

En cambio, ahorrar y tener un fondo de emergencia te pondrá contento en caso de que ocurra algo inesperado, como perder tu 'camello', una factura médica urgente, etc.

"Tener un fondo de emergencia significa que podrás pagar estos gastos inesperados sin tener que pedir dinero prestado al banco o escatimar en alimentos y actividades recreativas para llegar a fin de mes", recomienda Duche.

Una regla general, dice, es que debes aspirar a tener entre tres y seis meses de tus gastos de vida esenciales ahorrados en el fondo de emergencia, ya que hará maravillas por ti tanto financiera como mentalmente.

"Gracias a tu fondo de emergencia, el dinero es una cosa menos de la que tendrás que preocuparte y, con suerte, eso debería darte un poco de tranquilidad y podrás concentrarte más en resolver este evento inesperado", aconseja.

Por su parte, Eliecer Campos, PHD en finanzas. recomienda ahorrar el 10% del salario como una forma de inversión personal para solventar ciertos gastos a futuro que no estén contemplados en el programa mensual o quincenal de una persona. 

"Ahorra al menos un 10 % de cada cheque de pago que ganes. Luego, puedes usar el 90 % restante en tus gastos de manutención necesarios y, una vez que hayas pagado las necesidades, puedes gastar lo que quede en las cosas que te hacen feliz (como ropa nueva, ir al cine, salir a cenar, etc. .)", detalla el entendido, pero advierte en que si existe la posibilidad de invertir, hay que hacerlo.

INVERTIR Y AHORRAR

Campos hace un llamado -para poder invertir y tener paz financiera - a ser muy parco o cauteloso acerca de cómo gastas tu dinero, sin ser tan 'codo'. 

Una de las formas es limitarse a comer fuera de casa y considerar alimentarse en 'caleta' con más frecuencia. "Por ejemplo, si quieres tener tranquilidad en cuanto a lo económico, debes dejar de comprar fuera y evitar los gastos hormiga. Lógico que habrán personas que no les costará, pero si quieres llegar 'vivo' al fin de mes, lo más recomendable es no gastar tanto en lugares externos a tu hogar", señala. 

Duche, de hecho, indica que si estás decidido a ahorrar dinero, es posible que debas hacer algunos sacrificios; pero si no deseas reducir tus gastos, deberás encontrar un trabajo donde ganes más. "El hecho de que estés ganando más dinero no es una excusa para aumentar tus gastos al salir y comprar un carro nuevo y llamativo o ropa de alta gama. ¡Esto simplemente no te ayuda a ahorrar dinero!", enfatiza el economista.

Además, menciona que hagas lo que hagas, asegúrate de no abusar de tu tarjeta de crédito o endeudarte aún más simplemente porque tienes más ingresos y te dices a ti mismo que puedes pagarlos. Y cuando no decidimos correctamente sobre si comprar o no, entran los costos escondidos del dinero, los que me pueden generar tranquilidad o sacudida financiera.

LOS COSTOS 'OCULTOS' DEL BILLETE

Según Zeas, si en nuestro entorno no lo hemos aprendido, o no nos han inducido a cuidar, valorar y respetar al dinero, y no lo hemos estudiado tampoco, no es muy extraño que crezcamos siendo ajenos a todos los beneficios que una correcta gestión de este recurso nos puede dar, entre esos, una vida tranquila y holgada a nivel económico, "tomando en cuenta que aproximadamente el 90 % de los problemas que podemos tener en la vida cotidiana, se resolverían con dinero", precisa.

EL PRESUPUESTO

Ampliar tu presupuesto hacia el futuro también te permite diagnosticar cuánto dinero podrás ahorrar e invertir para cosas importantes como vacaciones, vehículo nuevo, primera casa o renovaciones en el hogar, que son inversiones que dan placer y tranquilidad.

"Usar un presupuesto realista para pronosticar tus gastos para el año realmente puede ayudarte con tu planificación financiera a largo plazo. Puedes hacer suposiciones realistas sobre tus ingresos y gastos anuales y planificar metas financieras a largo plazo, como iniciar tu propio negocio, comprar una propiedad de inversión o recreación o jubilarse", finaliza.

EXTRATIPS

  1. Tratar de pagar las deudas a tiempo y finiquitarlas lo más rápido posible. Este suele ser el primer paso necesario para alcanzar la tranquilidad financiera.
  2. Controla tus impulsos de gasto para detener el 'sangrado' mes a mes.
  3. Paga tus facturas tan pronto como lleguen. Esta es una de las formas más fáciles de eliminar el estrés por costos fijos.