Los 10 hábitos que no faltan en la rutina criolla

Exclusivo
Buena Vida

Los 10 hábitos que no faltan en la rutina criolla

En esta lista también están las actividades menos preferidas por los ecuatorianos: leer un libro, ir al teatro y donar sangre. ¿Qué hábitos tienes tu?

Hay hábitos en los ecuatorianos más marcados que otros. Y no, aquí no hablaremos de comida ni del rico encebollado o ceviche del fin de semana.

Los protagonistas esta vez son esos ‘extras’ a los que por lo general se les abre un espacio. Por ejemplo, ir al centro comercial es el hábito número uno en el ranking de 10 opciones que más se repitieron en una encuesta elaborada por Click Report.

Los datos corresponden a una muestra realizada en septiembre de 2018 en las ciudades de Quito y Guayaquil. La pregunta estaba enfocada en saber la frecuencia con que los ecuatorianos desarrollan ciertas actividades. Ya sea en el último mes, último año, últimos tres años o incluso, nunca.

Y bueno, los resultados mostraron que eso de andar de ‘familia miranda’ —cuando se va al centro comercial, pero no se compra nada— está sobre el 70 % de lo más practicado en los recientes 30 días. Claro, también puede estar el caso de quienes sí hacen el gasto y compran, aunque billete no hay en abundancia.

¿Qué más hacemos? Pasar por una iglesia o templo (44,1 %), ir al cine (29,9 %), vacacionar fuera de la ciudad (27,4 %), ir a un bar/discoteca (24,6 %), ir a un estadio de fútbol (14, 7%), visitar un museo (14,2 %), leer un libro (10,9 %), ver una obra de teatro (7,5 %), donar sangre (1,7 %).

Estos porcentajes corresponden a qué tanto se repitió cada cosa durante el mes que pasó, pero conforme avanza el periodo de tiempo, las frecuencias se reducen. Es así excepto con tres actividades. Es decir, esas casi olvidadas y que coinciden en estar relacionadas a la cultura.

Leer un libro —33,8 % respondió que no lo ha hecho nunca— y casi por el mismo nivel están las idas al teatro. Sin embargo, donar sangre es el hábito más impopular de todos: el 56, 2 % dice practicarlo cero veces.

El hallazgo adicional que trae este estudio es la segmentación por edades y por sexo. Están los millennials (de 18 a 35 años), Generación X (de 35 a 50 años) y Baby Boomers (de 50 en adelante). Lo innegable es que a cualquier edad: la salidita al centro comercial es la que gana siempre.

Luego, lo de tener un momento religioso es lo segundo más habitual entre los más jóvenes e igualito pasa con la generación X, aunque ni hablar de los más añosos porque ellos también lo prefieren. ¿Sorprendido? Pues sí, el cine fue desplazado y quedó en tercer lugar.

Retratado esa parte de la rutina nacional, aunque de vez en cuando se sale a disfrutar, los encuestados dijeron también ver dos problemas que persisten en el país: la crisis económica y el desempleo. Mientras eso mejora, los centros comerciales parecen ser un buen pasatiempo compartido.