Exclusivo
Buena Vida

Perdieron más de 60 kilos gracias al apoyo mutuo

A pesar de las peleas y discusiones, los hermanos son amigos incondicionales y siempre se apoyan en los momentos difíciles.

Imagen Captura
Se comprometieron a una rutina de ejercicios y mejoraron su alimentación.Instagram

Tener un hermano puede hacerte experimentar un sinnúmero de emociones; pero muchos se convierten en amigos incondicionales.

Un claro ejemplo es la relación entre Kevin y Lindsey Minnick, un par de hermanos que gracias al apoyo mutuo lograron perder peso juntos.

A los 18 años, Kevin tuvo un accidente de motocicleta que contribuyó a su aumento de peso. A raíz de eso, su hermana mayor Lindsey, también empezó aumentar unos kilos.

Al notar su excesivo aumento de medidas, Lindsay decidió inscribirse en un programa de pérdida de peso llamado Weight Watchers, en el que en 2 meses perdió 20 libras.

Motivado por los resultados de su hermana, Kevin decidió seguir sus pasos, cambiar su estilo de vida y dejar atrás las 315 libras que lo acompañaban.

De acuerdo con el portal Nueva Mujer, ambos se comprometieron a una rutina de ejercicios y mejoraron su alimentación.

Con el objetivo de mantenerse motivados, los hermanos Minnick, han encontrado pequeñas formas de recordarse lo lejos que han llegado. Para ella, era un par de pantalones cortos viejos que ya no le quedaban. Para él, un cinturón que había comprado poco antes de comenzar a perder peso.

“Simplemente somos más activos y más extrovertidos y deseamos hacer más cosas en lugar de sentarnos y ser bultos en un tronco”, señala Kevin.