Exclusivo
Buena Vida

El antes y después de toda mamá

Con la llegada de los hijos, el estilo de vida, las rutinas y todas las prioridades se alteran drásticamente.

Mamá con bebé en brazos
Al tener un bebé sentirás cosas que nunca habías experimentado. ¡Todo es una aventura!Archivo

Un hijo no te ata, pero sí te transforma la vida. Se producen muchos cambios radicales. Evidentemente las salidas nocturnas se hacen menos frecuentes y nacen nuevas amistades; se trata de otras madres que como tú quieren compartir ciertas experiencias de esta aventura...

Ser mamá también te pone tu mundo al revés. Es olvidarte de dormir un poco más el domingo, y de acostarte con tu pareja cuando quieras; ya no irás sola al baño. En fin, todo cambia. Tu cuerpo, tu rutina, tus prioridades e incluso la decoración de tu casa. Ahora es minimalista (menos es más). La mesa de centro está despejada con el fin de que no existan artículos que puedan lastimar a tu bebé.

Toma con calma esta aventura. No apresures nada. Disfruta de cada etapa porque nada es eterno. Deja que tu ropa se ensucie, eso revela que hubo unas manitas traviesas abrazándote.

Desde otro punto de vista

- Empiezas a valorar de otra manera a tus padres. También entiendes el porqué del castigo y la razón de que no te dejaran salir con alguna persona que ellos consideraron como una mala influencia.
- Descubres a un nuevo amor. Se ama de otra manera. Este sentimiento crece diariamente.
- Tendrás compasión. Este es uno de los sentimientos que se desarrollan. Ver sufrir a un niño te resultará duro y empezarás a conversar con él como si fuese tu propio hijo.
- Aceptarás tu nuevo cuerpo. Es como si hicieras las paces con tu figura, aprenderás a quererla.
Las estrías, la celulitis y las libras de más pasarán a segundo plano. Te querrás tal como eres.

La maternidad las cambio

- “Mi vida cambió en todos los aspectos. Mi trabajo se ha triplicado, ya sea en el canal o en alguno de mis emprendimientos y lo que me demanda más tiempo es mi bebé. Alaia tiene 7 meses, aún toma leche materna, usa pañal de tela. Todavía no logro dormir una noche más de 4 horas seguidas. Puedo definirlo como el caos más hermoso de mi vida”, María Fernanda Pérez.

- “Dejé mis fines de semana de salida con amigas para estar con Sofi, en la casa con mi familia”. Fernanda Gallardo.

v “Cambió mi sueño. Nunca volví a dormir como antes. Al principio fue difícil, te levantas a cada rato para saber si está bien. Cambió mi vida social, me dedico a mi familia y eso me pone feliz. Ahora trabajo el triple por mis hijos”. Alejandra, ‘La Suka’, Sánchez.

TE RECOMENDAMOS