Exclusivo
Buena Vida

De las manos a los pies

Artesanos de Cevallos buscan levantar producción de calzados. Mantienen proceso tradicional. Los hacen con cueros de vaca, borrego y de ternero

Ambato
Cristina Pazmiño se prueba un calzado elaborado a mano.Tatiana Ortiz

Con ferias, ofreciendo sus productos por internet o llevando su calzado a otras ciudades, los artesanos zapateros del cantón Cevallos buscan reactivarse.

Así como otras actividades, ellos también han tenido enormes pérdidas por la emergencia sanitaria en el país. Solo de una asociación de artesanos reportaron la merma de más de 20 mil dólares, por lo cual hacen todo lo posible para que la economía del gremio mejore.

En esta localidad de la provincia de Tungurahua se encuentran prendas desde 10 dólares y los clientes pueden solicitar zapatos personalizados. Los artesanos los confeccionan en una semana.

Dependiendo del modelo, elaborar un par de zapatos le toma hasta una semana. Esta actividad se impulsó desde hace dos décadas.

Rafael Ortiz, de 57 años, quien a los 13 aprendió el oficio de confeccionar calzados, contó que con sus compañeros han emprendido la reactivación “sin perder la tradición de sus antepasados”, de hacerlos a mano y con diferentes clases de cuero.

En el cantón existen 60 artesanos que dedican tiempo y le ponen pasión a cada zapato que sacan al mercado, pero manteniendo la costumbre de hacerlos a pulso. Elaboran el molde, hacen tallado y todo el proceso que conlleva un zapato de manera artesanal.

“Nuestros antiguos artesanos también nos enseñaron a aprovechar todas las pieles, incluso la del borrego y del ‘bille’, que es el ternero que se muere en el vientre de la vaca. Son los mejores”, explicó Ortiz, nacido en Cevallos e integrante de la Asociación Calzafince, conformada por 13 socios, quienes exponen sus diseños en una sola tienda, en la zona céntrica de este cantón.

De cada especie, aprovechan la totalidad del cuero que procesan en las curtidurías. A los cueros de vaca lo procesan en tres fases. En la primera se obtienen los brillosos, en la segunda, los suaves, y en la tercera sacan la gamuza.

zapateross
Elaboran zapatos con cueros de vaca, borrego y de ternero. También los personalizan.Yadira Illescas

Cristina Pazmiño y Georgina Vaca, clientes del local de la Asociación Calzafince, llegaron para probarse algunos modelos elaborados a mano.

Cevallos pertenece a la provincia Tungurahua, está a 30 minutos de Ambato

Cristina mencionó que era la primera ocasión que escuchaba que también aprovechan el cuero del borrego para confeccionar zapatos. Ella prefirió unos de material brilloso y de tacos altos, de los que están a la moda.

Cevallos
Rafael Ortiz, de 57 años, aprendió el oficio a los 13.Yadira Illescas

Por erupciones

Esta labor artesanal en Cevallos empezó a difundirse desde hace unos 21 años. Desde 1999, a más de los cultivos y producción en el campo, incursionaron en el proceso de hacer zapatos.

Lo hicieron porque a raíz de las constantes erupciones del volcán Tungurahua tenían complicaciones en sus tareas agrícolas, entonces empezaron a dar a conocer su segunda actividad, la confección del calzado.

El producto lo promocionaban en ferias fuera del cantón. Tienen una propia ruta del calzado en el cantón, mencionó Mariela Vaca, directora de Comunicación del Municipio del cantón Cevallos y eso es lo que tratan de potencial para recuperarse de las pérdidas. (YIE)

RELACIONADAS

Cómo llegar

A esta localidad se llega en transporte intercantonal desde Ambato. Se lo aborda en la Terminal de Transferencia del Mercado América, en el sur. El pasaje cuesta 50 centavos de dólar.

Qué visitar

Se proyecta el turismo. Ofrecen recorridos por diferentes senderos, uno de ellos es la ruta a la cascada de Junjún, donde también se practica la escalada. Se recomienda usar ropa y zapatos cómodos para la caminata.

Hospedajes

Existen cuatro hoteles, pero tres están funcionando en la actualidad. La capacidad bordea a 200 personas porque funcionan el 50 % de la capacidad. Encuentran habitaciones desde 7 dólares.

TE RECOMENDAMOS