Mata a sus dos hijas y luego se suicida, arrepentida de haberlas traído a un 'mundo corrupto'

Exclusivo
Buena Vida

Mata a sus dos hijas y luego se suicida, arrepentida de haberlas traído a un 'mundo corrupto'

Las pequeñas fueron drogadas con un potente sustituto de heroína, mientras que la madre, quien dejó una carta, se inyectó morfina

madre
Los tres cuerpos fueron hallados días después del homicidio y suicidio.the guardian

Una mujer se quitó la vida después de drogar y asesinar a sus dos hijas, alegando que tomó esa decisión porque trajo a las niñas a “un mundo corrupto”.

Según informó el diario inglés Daily Mail, autoridades de Bolton, Reino Unido, encontraron el cadáver de Tiffany Stevens, de 27 años, junto al de las pequeñas Casey-Lea Taylor, de tres, y Darcey Stevens, de 18 meses.

niñas
Las niñas fueron envenenadas con un opiáceo.Facebook

El Tribunal Forense de Bolton aseguró que las niñas bebieron “cantidades masivas” de metadona, un poderoso sustituto de la heroína. Mientras que la madre tenía un nivel alto de morfina en su sistema.

Los forenses identificaron que Stevens ya se había inyectado en el pasado insulina y metadona, al igual que otras drogas. Sin embargo, precisaron que la mujer no contaba con la receta para dichos fármacos que estaban en su cuerpo.

“He decidido matarnos por el bien de mis hijas”, sostuvo Stevens en una desgarradora carta que dejó en su casa. Asimismo, la mujer insistió que era un mundo corrupto.

El cuerpo de la niña más pequeña fue encontrado en su coche junto a la puerta principal, mientras que su hermana y su mamá estaban en la cama. Según el patólogo del Ministerio de Interior, el doctor Phillip Lumb, la familia probablemente haya estado muerta desde aproximadamente una semana.

WhatsApp Image 2022-01-09 at 3.06.39 PM

Cristian Ramírez: "Voluntariamente mi madre salió de mi vida cuando tenía un año"

Leer más

Los investigadores explicaron que familiares de Stevens se preocuparon porque no sabían de ellos desde hace una semana; no lograban comunicarse. En consecuencia, ingresaron a la casa por la puerta trasera y encontraron los cadáveres.

A los 19 años Stevens sufrió una sobredosis y fue remitida para tratamiento de salud mental, en al menos ocho ocasiones distintas entre agosto de 2011 y abril de 2017, pero nunca se comprometió ni se presentó a las citas.

También tenía antecedentes de autolesiones y le habían diagnosticado rasgos de un trastorno límite de la personalidad, según se informó en la investigación.