Exclusivo
Buena Vida

Revisar las redes sociales consume el agua del planeta

Usar internet implica gastar agua. Los datos que se consumen provienen de centros de cómputo, en donde cientos de computadoras funcionan por medio del calor y se alimentan del líquido y energía.

Imagen redes sociales
Según la BBC, la descarga de 1GB de información consume 200 litros de agua.Internet

Usar internet implica gastar agua. Los datos que se consumen provienen de centros de cómputo, en donde cientos de computadoras funcionan por medio del calor y se alimentan del líquido y energía. Según la BBC, la descarga de 1GB de información consume 200 litros de agua. Solo en Estados Unidos, cada persona descarga 3,7 GB al mes. Es decir que cuando se revisa Facebook, Instagram o Google hay consumo de agua.

En Ecuador, existen 8,5 millones de personas conectadas a Internet (así lo indica el artículo Ranking y Estadísticas Redes Sociales Ecuador, publicado en formaciongerencial.com). El dato da cuenta de que son casi nueve millones de usuarios que inciden en la disminución del líquido cada vez que descargan algún tipo de información y/o archivo.

Al procesar datos, el traspaso de aquella información hace que los equipos se ‘sobrecalienten’. Al realizarse esta actividad las máquinas necesitan refrigeración constante, lo que conlleva al uso del líquido vital.

Según Bora Ristic, uno de los investigadores, esto no es alarmante. El científico afirma que las cantidades de agua consumidas por cada descarga de GB varían y no son motivo de preocupación.

Facebook, Apple, Microsoft y Google ya realizaron mejoras respecto a su huella hídrica. Al ser empresas multinacionales no pueden pasar por alto los efectos medioambientales, expresa Kaveh Madani, otro de los investigadores de la universidad británica. Además agrega que “ hay una importante necesidad de que la tecnología mejore en ese aspecto”.

En 2016 Microsoft probó su primer prototipo de un centro de datos bajo el agua. La idea es que este al estar rodeado de agua, esté refrigerado y no requiera de energía para generar aire acondicionado. En octubre, Google anunció que seis de sus centros de datos en construcción emiten cero residuos a los vertederos.

Facebook hizo algo parecido en 2013, en Lulea, en el norte de Suecia. En esa zona de Europa el clima proporciona un enfriamiento natural. Apple también incrementó el uso de energía verde. Sus centros de datos se alimentan al 100% de energía renovable, según la compañía.