Exclusivo
Buena Vida

Mis Historias Urbanas: La bruja

Si tienes alguna historia escribe a moncadab@granasa.com.ec o llama al 042201100, ext. 2099.

MHU versiones definitivas-01
Mis Historias Urbanasblanca moncada

Los escalones de madera chillaban con cada paso por los años que tiene la casa. La puerta de la señora de las cartas estaba abierta. Los esperaba en una mesa con mantel verde y tres velas encendidas.

A Andrés le parecía absurdo que su madre busque respuestas del divorcio en el esoterismo, pero la acompañó. Desde pequeño desarrolló un don del que no le gustaba hablar nunca. Ve muertos. 

En principio creía que se trataba de ilusiones o algún efecto patológico de carácter psíquico, pero cuando vio a su abuelo y le habló, hace más de cinco años, supo que era real. Sin embargo, se prometió no comentarlo con nadie. 

Ese día había un fantasma detrás de la señora de las cartas. Era un hombre mayor. Veía la baraja sobre la mesa durante la lectura y le susurraba al oído qué decir. Fue allí que comprobó que no es el único, que hay otras personas como él. Tuvo miedo. 

Muy dentro de sí tenía la esperanza de que todo lo que había visto hasta ese día sea producto de su imaginación. La lectura fue exacta, turbia, reveladora... 

La señora de las cartas juntó la baraja en sus palmas y se detuvo un momento. Sus ojos, cual llamas encendidas, lo increparon. "Mi esposo acaba de decirme que puedes verlo. Tienes un don asombroso. No te niegues al poder con el que naciste". Así lo hizo.