Exclusivo
Buena Vida

Mis Historias Urbanas: El milagro

Si tienes alguna historia escribe a moncadab@granasa.com.ec o llama al 042201100, ext. 2099.

MHU versiones definitivas-01
Mis Historias Urbanasblanca moncada

Para él, Navidad había sido, durante todos estos años, un día más en el calendario. Repudiaba las celebraciones religiosas porque siempre fue ateo. Su soledad, su inclinación a la poesía y a la literatura y su izquierdosa postura ideológica lo hacían un Grinch de estas fiestas.

Hasta que la vio. Fue en una presentación de un libro adonde fueron amigos en común. Aunque habían coincidido en algunas ocasiones de índole cultural, un mundo al que ambos pertenecían hace ya muchos años, fue la primera vez que advirtió su existencia. 

En el ‘after’ de la primera noche hicieron el amor. Se quedó en su departamento a dormir. Luego salió con sus caderas transparentes y su libertad. La llamó días después, para tantear terreno. "A mí no me gusta la Navidad", soltó a modo de conversación, como quien busca perennizar un diálogo. 

"Está bien, voy otra vez esta noche", respondió ella, como adivinando sus intenciones. Así fue. Volvió, pero lo hizo con un árbol, luces y otros adornos alusivos a la fecha.... -¿Qué haces? -Traigo el espíritu navideño. Y él, que está embrujado por sus ojos y enloquecido por su olor a mujer, olvidó que odiaba estas cosas y la dejó hacer y poner lo que quisiera. 

La humedad de invierno en el estero que tiene al frente de su hogar será menos fétida este diciembre. La luz de la sonrisa de esta atrevida ha calado profundo en la oscuridad de su alma. Seguro tendrá una feliz Navidad.