Exclusivo
Buena Vida

Mis Historias Urbanas: La tapilla

Si tienes alguna historia escribe a moncadab@granasa.com.ec o llama al 042201100 ext. 2099.

MHU versiones definitivas-01
Mis Historias Urbanasblanca moncada

"Si encuentras una tapa con el nombre de uno de los goleadores del mundial, te puedes ganar 300 mil sucres". Era 1994. Cada vez que abría una gaseosa amarilla veía con desesperación la tapilla. Una, dos, veinte veces. Nada. A veces creía haberse tomado toda la bebida de la compañía.

Un buen día, en aquel rincón cerca de la mesa del comedor en el que tantas veces abrió y volvió abrir botellas de gaseosa, vio el apellido. "P. Andersson / Suecia", rezaba el texto milagroso. Le sonaba. Muchísimo. Sabía que un Andersson de Suecia era conocido; pero en el fondo estaba convencido de que algo no andaba bien. 

¿Qué era? Repasó su memoria. ¡Claro! ¡El nombre! ¡El nombre del verdadero goleador era Kennet! Si la tapilla hubiese sido la ganadora, diría "K. Andersson / Suecia" y no "P. Andersson...". Patrik, en cambio, era el defensa del equipo. Un extra. 

Sintió helada la sangre. Era frustración, desmotivación, enojo. Un bombillo imaginario se le encendió sobre la cabeza. Era apenas un niño. Fue a ver a su padre e hizo que lo lleve a reclamar su premio. Sí, así como lo leen. Sabido. 

Al llegar a las oficinas salió un ejecutivo. Extendió la tapilla. "Gané", mintió. Andersson, de Suecia, sonaba mucho por esa época. El agente no hizo indagación profunda. Además, todos sabemos que los niños no mienten. Se fue con sus 300 mil sucres de allí. La conciencia lo haría confesar 23 años después. Cholucon, le dicen en redes sociales.