Exclusivo
Buena Vida

Mis Historias Urbanas: Testamento

Si tienes alguna historia escribe a moncadab@granasa.com.ec o llama al 042201100.

MHU versiones definitivas-01
Mis Historias UrbanasPor Blankimonki

Sé que nadie me quiso. Yo tampoco quise a nadie. Y, tranquilos. Se les hizo. Les dejo este mundo cobarde.

Soy el año del terror, del encierro y la pandemia. Soy el año dos mil veinte. Si me nombras, te da anemia.
Soy el toque de queda a las dos, peor que el paro del año pasado. Llegué con fiebre y tos. Soy el año más malcriado.
Les cerré los aeropuertos, pero yo no fui el de la pista. Esa cagada, tiene nombre de colorada. Mejor sigamos con la lista.
Aunque parezca un verdugo, soy, ante todo, un maestro. Que nadie diga que no pudo. Yo con hechos lo demuestro.
Les dejo las lecciones más grandes que hayan tomado. Por mí, y que nadie lo niegue, aprendieron a hacer limonada sin el limón madurado.
Supieron que guardar pan para mayo a veces es literal. Y demostré que una gripe puede también ser mortal.
Como se quedaron sin camello, sacaron lo mejor de sí. ¡Y vayan a ver la de negocios que en media crisis abrí!
Sí. Dejé dolor. Y no poco. Lamento las penas causadas. Créanme que a mí me duele más que las fiestas de diciembre hayan quedado mal paradas.
Que esas sillas vacías nos hagan reflexionar. A veces se nos va la vida, sin que la veamos pasar. Salud por esos que se fueron y no pudimos despedir. Salud también por los que salud tienen, y que aún pueden sonreír.
Dentro de lo malo, miremos las cosas buenas. Hoy se quieren un poco más y han replanteado lo urgente. Así que, si algo creo dejar, es un mundo más decente.
Un mundo que piensa más en aquello en lo que invierte. Sea money, tiempo o cariño. Ahora le meten más mente. Entonces les dejo el pensar, que de mucho ha de servirles.
Les recuerdo que está prohibido quemarme y festejar con abrazos. Allá miren cómo matarme, aunque sea a manotazos.
Chaucito. Ya mucha huevadilla. Si salen donde el vecino, no olviden la mascarilla.