Exclusivo
Buena Vida

Omaguas dejaron su huella en El Coca

Grandes vasijas en las que almacenaban líquidos, urnas funerarias con restos de posiblemente chamanes, forman parte de la colección única

thumbnail_OMAGUAS
En las riberas de los ríos Napo, Coca, del Aguarico y de afluentes menores hallaron restos.Cortesía MACCO

En medio de la gran diversidad de flora, de su fauna, además de sus exuberantes paisajes, en la ciudad El Coca, provincia de Orellana, también ha aflorado una gran riqueza arqueológica.

En esta localidad, que el 30 de abril de 2021 cumplió su 52 aniversario de cantonización, han localizado algunos vestigios, los cuales, según los análisis de expertos, pertenecen a la Fase Napo (1100 - 1480 d.C), también conocida como Cultura Omagua.

Esta cultura, resume Álvaro Gundín Gallego, jefe del Museo Arqueológico y Centro Cultural de Orellana (Macco), ocupó la cuenca del río Napo. En la ribera de este río, así como en la del Coca, del Aguarico y de afluentes menores hallaron restos de esta comunidad que existió hace más de seis siglos.

Vasijas, platos, piches, ollas, urnas funerarias, entre otros objetos de cerámica, así como hachas de piedra, son parte de las huellas de estos antepasados que vivieron en la zona de El Coca.

Son unas 400 piezas que conservan en la entidad cultural que abrió sus puertas hace seis años, en la misma fecha aniversaria de la ciudad y como evento principal de celebración muestran las diversas figuras que son parte del legado de los antepasados de este puerto amazónico y forman parte de su patrimonio ancestral.

Museo Shaman 2
Esta colección de urnas sería parte de un entierro de un chamán.Cortesía

De esta cantidad de vestigios se exhiben unos 300 y con ellos se recrea parte del estilo de vida de quienes se desarrollaron en este sector del Oriente.

El directivo de este recinto cultural sostiene que las piezas que muestran fueron halladas de manera fortuita, en las riberas de los ríos donde han ubicado rastros de culturas precolombinas.

Además, quienes encontraron las piezas solo las guardaron sin detallarse sitio ni fecha del hallazgo. “Faltan estudios y prospecciones arqueológicas”, precisó Gundín, enfatizando en que han hecho excavaciones de emergencia, sobre todo por la actividad petrolera, y en estas han localizado restos, pero todavía no se han hecho inventarios ni catastros de yacimientos arqueológicos.

El Ministerio de Cultura y Patrimonio ha hecho algunas excavaciones de emergencia por la actividad petrolera y esos hallazgos todavía están en bodega.

“Los objetos que tenemos en el museo han sido hallados accidentalmente”, mencionó Gundín.

RELACIONADAS
Piezas únicas

El Museo Arqueológico y Centro Cultural de Orellana (MACCO-EP), dedicado a la salvaguardia y difusión arqueológica y la historia prehispánica de la región, conserva una colección única de objetos arqueológicos pertenecientes a lo que fueron los Omaguas. Son restos exclusivos de esta provincia.

En parte de la exhibición se ve la representación de una canoa sobre piedras de río, simbolizando los hallazgos a la orilla de un afluente, y junto a ella hay tres vasijas, tres grandes ánforas que se utilizaban para contener líquido, como ejemplo la chica. “Son objetos originales y son todos de esa misma cultura, Omagua”, precisó Gundín.

En la sala hay otra colección de urnas funerarias más sencillas y cerca a ella han graficado unos dibujos de cómo habrían sido los chamames de esa época. Se lo expone así, porque a estas urnas se las asocian con el entierro de estas personas a las que se asocia como líder de estos grupos.

También se ve dos vasijas con figuras humanas polícromas. Son dos urnas funerarias antropomorfas que contenían los restos óseos de algún difunto.

“Ahí se puede ver la cerámica tradicional de esa fase Napo que siempre mantenía tres colores, blanco, rojo y negro, lo característico de esta cultura”, explicó el jefe de Patrimonio.

Así, este legado histórico forma parte de los innumerables atractivos que ofrece esta ciudad amazónica. (IC)