Plastic Boy: ¡Vestido y alborotado!

Exclusivo
Buena Vida

Plastic Boy: ¡Vestido y alborotado!

El hombre por quien se fue a vivir a Chile lo dejó con la boda montada. ¡No se casa!

Foto de Sistema Granasa
Ronald Morales, Plastic boy, y Eduardo Vega, Edú, llevaban 3 años de relación.Cortesía.

Ronald Morales, mejor conocido como Plastic boy, tiene roto el corazón. Todo porque su novio venezolano, Edú, lo dejó con los preparativos de su boda hechos. Esta se iba a realizar en la primera semana de diciembre.

“Simplemente se fue sin decirme las razones”, comentó Morales.

“Por él dejé mi país y me radiqué en Chile. Me obligó a alejarme del mundo de la farándula y hasta me prohibió hacerme más cirugías”, dijo el joven guayaquileño.

Plastic boy comentó que aceptó todas sus peticiones, pues estaba enamorado y ciego. “Lo amé mucho y aún lo quiero, pero, al parecer, él no sentía lo mismo por mí”, expresó.

Casi un cuento

Ronald y Edú se conocieron hace tres años en Quito. El venezolano se robó su corazón casi de inmediato iniciando un romance intenso.

“Al poco rato me pidió que nos fuéramos a vivir a Chile. En ese entonces tenía un buen trabajo en la capital y estaba en boga en la farándula en Ecuador, sin embargo, fue tanto mi amor que dejé todo para vivir con él”, manifestó.

“En Santiago de Chile vivimos meses de felicidad y por él hasta arriesgué mi vida”, recalcó.

Y es que a inicios de años, el guayaquileño se enfrentó a un grupo de homofóbicos en una discoteca de Santiago, quienes agredieron a Edú y, por defenderlo, recibió golpes y botellazos en la cabeza que casi le cuestan la vida.

A raíz de ese incidente, Morales no puede regresar al país hasta luego de 3 años, pues así lo exige la justicia chilena.

Rumbo al altar

La pareja anunció su boda hace dos meses. De inmediato comenzaron los preparativos, las invitaciones y todo lo demás.

“Estaba feliz, mi familia en Ecuador alistaba la compra de pasajes y acá finiquitaba los detalles del local, la ceremonia y todo”, comentó Plastic boy.

Sin embargo, hace tres días, su novio decidió dejarlo. “Simplemente se fue”; señaló.

Según el guayaquileño, todo comenzó a raíz de que la pareja había decidido abrir su relación. “Cada uno tenía su espacio”, explicó.

Los rumores de supuestos maltratos y de infidelidades del venezolano fueron desmentidos por Ronald.

“Más bien creo que la familia le ‘lavó el cerebro’ y le impidió que se casara conmigo”, dijo Pastic boy.

El guayaquileño, quien se ha realizado 40 cirugías plásticas y 50 tatuajes, sostiene que por ahora hará una pausa en su vida sentimental.