Exclusivo
Buena Vida

¿Qué te hace más feliz: tener una pareja o un buen sueldo?

Un estudio revela que la felicidad en las relaciones es más importante que tener un buen sueldo.

Imagen AFP5185433_Articolo

Si a una persona le doblan el sueldo su dicha aumentará solo 0,2 puntos, mientras que con el hecho de tener pareja crece un 0,6, según el estudio.

Emilio García ha trabajado desde los 18 años en diversas actividades. Hace poco tenía pareja con quien duró dos años y medio, él cree que no hay mucha diferencia entre tener un sueldo y tener novia. “Hay que buscar un equilibrio entre tener un buen trabajo, ser feliz con la pareja y sobre todo ser feliz con un mismo”. agrega el joven guayaquileño de 22 años.

Un estudio sobre ‘Los orígenes de la felicidad’ en el 2016 de la Escuela de Economía en Londres, publicado en ABC de España, reveló que el dicho, “la felicidad depende más de las relaciones personales y de la salud física y mental que del nivel de ingresos”, es cierto. El estudio basó sus resultados en varias encuestas realizadas en cuatro países a 200.000 personas.

Si se establece una lista de felicidad de cero a diez; si a una persona le doblan el sueldo su dicha aumentará solo 0,2 puntos, mientras que con el hecho de tener pareja crece un 0,6, según el estudio.

El economista, fundador del Centro para la Performance Económica de la London School of Economics (LSE) y coautor del estudio, Lord Richard Layard, reveló en una entrevista para La Nación que la felicidad puede influir en el sueldo:” Obviamente, para quienes viven con menos del sueldo mínimo un aumento en el ingreso contribuye a la felicidad. Lo vemos en los países pobres y vemos también que los países ricos son más felices que los pobres. Esto significa que si el país entero se vuelve más rico, no aumenta la felicidad de sus habitantes porque todos se volvieron más ricos y entonces no aumenta su ingreso relativo”, resume.

El estudio también calcula que perder a la pareja, por ruptura o muerte, supone una aumento de felicidad de 0,7 puntos. Pero el desempleo provoca idéntica cifra de caída, lo que reflejaría la importancia de la economía.

La medición de la felicidad por países cuenta con un Informe Mundial de la Felicidad en 2016, basado en una encuesta global de Gallup en 157 países, que mide el PIB per cápita, apoyo social, salud y esperanza de vida, libertad, generosidad y percepción de corrupción. En el ránking publicado este año, que contempla los años de 2013 a 2015, España ocupa el puesto 37 entre los países más felices del mundo, un lugar por debajo de Qatar y con Argelia justo debajo.

El reporte muestra que Ecuador para el 2015 se encontraba en el puesto 48, y este año aparece en la posición 51, son (5,976 puntos en una escala que va del 0 al 10).

El estudio concluye también que la gente no es más feliz que hace cincuenta años, a pesar de que el nivel de ingresos se ha doblado. Según los cálculos del profesor Layard, si se eliminase la pobreza, la infelicidad bajaría un 5%, pero si se acabase con la depresión y la ansiedad la caída sería del 20%.