Exclusivo
Buena Vida

La mala salud oral provoca contracturas

Si sufres de constantes dolores en el cuello, espalda y migrañas, es mejor que visites a tu odontólogo.

Imagen Imagen 3
Si sufres de constantes dolores en el cuello, espalda y migrañas, es mejor que visites a tu odontólogo.

Sabías que si descuidas tu salud oral puede originar contracturas musculares en cuello y espalda, además de dolores de cabeza.

Así lo confirmó la odontóloga Susana Rivera, quien cada día recibe en su consultorio pacientes con dolores en la articulación mandibular, “al preguntarles si también les duele la cabeza y las vértebras cervicales responden afirmativamente. Me preguntan asombrados qué tienen que ver los dientes con esos malestares”, comentó.

Muchas personas, dijo la especialista con 25 años de experiencia, desconocen que los dolores de espalda e incluso las migrañas, además de otros síntomas, son causados por los problemas dentales.

“El motivo se encuentra en la tensión de la musculatura mandibular al intentar corregir un error en la parte dental”, explicó.

Para saber si podemos estar afectados, Rivera aconsejó hacer un sencillo ejercicio.

“Al pararnos descalzos y abrir y cerrar la boca lentamente comprobaremos si todos los dientes tienen contacto en el mismo momento. Si percibimos que primero toca un diente y se siente un ligero deslizamiento para que se junten el resto de piezas dentales estamos frente a lo que llamamos un contacto prematuro”.

Entonces luego de ese ejercicio, indicó la odontóloga, al hacer la consulta nos damos cuenta que:

1. Faltan algunos dientes.

2. Los bordes de las piezas dentales están desgastados.

3. Al tomar una radiografía panorámica podemos ver que hay terceros molares, los cuales al no tener espacio no pueden aflorar.

4. Hay restauraciones o calces de mala calidad.

5. Las prótesis dentales (fijas o removibles) están mal adaptadas.

6. Malos hábitos (morder objetos como lápices o interponer la lengua entre los dientes).

Estos hallazgos mencionados pueden provocar contracturas en las zonas adyacentes cuyos efectos se reflejan, por ejemplo, en los músculos del rostro, cuello y músculos de la espalda, otitis (molestias en el oído) lo que genera dolor.

Caries y enfermedades

Estas alteraciones pueden ocasionar una masticación desequilibrada que afectará a la digestión y la nutrición del adulto, lo que desencadena un mayor hábito de respiración bucal, que puede afectar a la higiene dental provocando un mayor desarrollo de caries y enfermedades periodontales.

“Afortunadamente, cada vez somos más conscientes de la estrecha relación que existe entre la boca y el resto del cuerpo. Una boca sana es un punto importante para el bienestar general del cuerpo”, aseguró Rivera.

Soluciones al problema

No olvidar que hay que visitar al odontólogo por lo menos una vez al año (aun cuando se tiene una salud bucal en óptimas condiciones), para poder detectar cualquier problema a tiempo.

*En caso de que falten piezas dentales, hay que reponerlas con una prótesis, ya sea fija o removible, y que esta pueda ser estética y a la vez funcional.

Ya que el factor social y económico nos provoca estrés y como resultado apretamos los dientes provocando bruxismo (rechinar los dientes) debemos aprender a relajarnos y a disfrutar de la vida con sus altos y bajos.

Una de las soluciones para corregir estos problemas consiste en una relajación neuromuscular y una alineación de los dientes que logre una óptima oclusión dental y que estabilice las estructuras musculares del cuello y la espalda. Para ello debe emplearse una ortodoncia que solucionará los problemas de mordida, y posteriormente, una férula de descarga que ayudará a controlar el bruxismo.