Exclusivo
Buena Vida

Santa Elena: Diversión a lomo de caballo en comunas

En el sur de la provincia peninsular volvieron las populares carreras hípicas.  Hasta niños se lucieron en la jornada

carreras
En Pechiche reiniciaron las carreras sobre caballo. Los participantes lo hicieron sin monturas.Joffre Lino

Desde temprano, los aficionados a la hípica criolla se ubicaron a lo largo de la calle principal de la comuna de Pechiche, en el sur de la provincia de Santa Elena, donde retomaron las competencias a lomo de caballo, con ocasión del aniversario del barrio Simón Bolívar.

Tras casi dos años de estar suspendidas las celebraciones, debido a la pandemia por la COVID-19, las corridas a lomo de caballo han vuelto a ser la alegría de los pobladores.

La competencia realizada el miércoles 28 de julio de 2021 fue el evento central del festejo en la población y los organizadores establecieron la participación de dos competidores por cada prueba en un tramo de un kilómetro.

Los jinetes sin monturas mostraron sus destrezas a todo galope por el camino polvoriento. Entre ellos se destacó la figura de Diego Yagual, un chico de 11 años, habitante de Chanduy, quien desde el arranque se convirtió en el favorito del público.

El menor de edad demostró gran agilidad en cada una de sus competencias y se batió hasta con los jinetes mayores. Y es que en las comunas, desde niños aprenden a montar a caballos ‘al pelo’.

ganador
Por su habilidad Winston Tigrero se llevó el trofeo.Joffre Lino

“Vamos pelado”, “a meterle ñeque Diego”, “este chico vale oro”, entre otras frases, le gritaban desde el público para alentar al corredor.

Diego estuvo en la gran final de la competencia, pero el ganador general de las 25 carreras realizadas durante la jornada fue Winston Tigrero, representante de la comuna Tugaduaja.

El campeón se llevó el trofeo y los aplausos de los asistentes que entre algarabía gritaban por la comuna triunfadora.

“Impresionante lo vivido en este sector, me habían comentado de estas carreras, pero hoy he sido testigo de la habilidad que tienen estas personas para no caerse de sus caballos. Esto es espectacular”, expresó Bolívar Remache, uno de los presentes en el evento.

El comunero Joel Lindao se mostró entusiasmado por el retorno de las tradicionales carreras. “La hípica es la alegría de la zona sur de Santa Elena, desde niño aprendemos a galopar, como no podemos competir en los grandes hipódromos, lo hacemos a nuestra manera en cada pueblo”, comentó.

Según registros de la Casa de la Cultura de la Península, la hípica en este sector de la provincia data de hace más de un siglo.

Estas competencias habrían empezado en los campos de las comunas Río Verde y Tugaduaja, donde se instalaron criaderos de caballos de raza. Como los comuneros cuidaban los animales, aprendieron a cabalgar.