Exclusivo
Buena Vida

Santa Elena: Vida eterna al palo santo

Con un proyecto incentivan a los habitantes de dos comunidades a no cortar los árboles, sino a extraerles solo la esencia.

comuneros
Un grupo de comuneros trabaja en planes de reforestación.Joffre Lino

Conservar el palo santo, árbol ancestral, es el principal propósito de los habitantes de las comunidades San Marcos y La Aguadita, de Santa Elena, donde trabajan en un plan de reforestación.

La acción en conjunto entre los comuneros con la Unidad de Conservación de la Prefectura de Santa Elena y la organización Cooperación Alemana GIZ empezó con un levantamiento topográfico en parcelas de cada uno de los campesinos con la finalidad de conocer la biodiversidad de flora, fauna y vegetación con la que convive el palo santo.

Con el levantamiento de información se estudiarán todas las variables para la obtención de la esencia de palo santo, así como el incienso. Este último producto se obtendrá de las ramas secas o árboles que hayan muerto en el bosque en un tiempo aproximado de cuatro años.

técnicos
Técnicos realizan la inspección de los árboles en las zonas protegidas.Joffre Lino

NO TALAR

En estas poblaciones existen 10.250 hectáreas de este árbol y por ello se incentiva a los comuneros para que no corten la planta, sino que extraigan la esencia para la comercialización.

La Prefectura de Santa Elena ha adecentado un centro de acopio con equipos para que los comuneros la utilicen en la extracción de las sustancias de palo santo.

“Se extrae la esencia sin dañar la madera, así se podrá conservar la planta por mucho tiempo”, comentó Mateo Lima, habitante de San Marcos.

Los comuneros ven con agrado que una empresa extranjera haya mostrado su interés por exportar el incienso de palo santo.

Harán reforestación de 30 hectáreas

En este proyecto se viene trabajando desde hace más de cinco años y paulatinamente han dado los pasos para concretarlo.

En la actualidad, estudiantes de la Universidad Estatal de Santa Elena, junto con sus similares de Perú y México hacen un monitoreo del comportamiento de la planta luego de la extracción del aceite.

Este proceso de vigilancia se hace en tres parcelas.

El prefecto santaelenense, José Daniel Villao, explicó que se tiene listo el proyecto para la reforestación de las primeras 30 hectáreas de palo santo en estas comunidades. Posteriormente se realizarán actividades similares en la comuna San Miguel. (JL)