Exclusivo
Nutrición

Las semillas tienen ‘power’, ¡a comerlas!

Son diminutas, pero contienen grandes nutrientes. Ojo: eso no significa que estas pueden reemplazar a otros alimentos o comidas

semillas
Las semillas molidas son mucho más fáciles de digerir.Pixabay

Las puedes comer en ensaladas, con frutas, también vienen sobre el pan o las galletas, sin embargo, no reemplazan a los macronutrientes como las proteínas, grasas y carbohidratos

Pueden incluirlas en tu dieta y comerlas tanto crudas, tostadas o remojadas. Esta última forma activa sus propiedades, indica la nutricionista Ana Calle, quien aconseja alternarlas cada día en sus ingestas. La experta recomienda las siguientes semillas:

Sésamo o ajonjolí: Son ricas en fibra, proteínas vegetales, ácidos grasos insaturados (Omega 6 y 9), vitaminas A,K y E, complejo B, minerales y antioxidantes. Sus micronutrientes previenen la acumulación de grasas en las arterias

Mejoran la función intestinal y reducen las afecciones de este órgano. Ingiere tres cucharadas o saltéalas con proteínas como pollo o carne. Asimismo las puedes agregar a batidos y ensaladas.

RELACIONADAS

Linaza: Sus ácidos grasos (omega 3), vitamina E, fibra y enzimas digestivas benefician al sistema inmune, combaten los procesos inflamatorios y ayudan a la digestión

Machaca dos o tres cucharadas de estos granos y lo molido disuélvelo en agua, luego bebe este preparado o inclúyelo en jugos y batidos. Este polvito puedes agregarlo a la harina que uses para la elaboración de panes o galletas.

Chía: Tiene buena cantidad de ácidos grasos, minerales, vitaminas y antioxidantes que reducen el deterioro celular y la inflamación en personas con síndrome metabólico (más de una afección). 

Su fibra regula el tránsito intestinal y disminuye el colesterol. Consumir dos cucharadas en remojo (desde el día anterior) ayuda a tener buena salud cardiovascular. Las puede incluir a batidos, yogur, jugos détox (bebidas verdes), en ensaladas, masa de panes y galletas.

RELACIONADAS

Girasol: Contienen ácidos grasos poliinsaturados (omega 6), proteína, magnesio, fósforo, selenio, vitamina E, tiamina, y niacina. Su grasa baja los niveles de colesterol malo y los triglicéridos. ‘Jamear’ de 15 a 20 semillas al día o servirlas con frutos secos, como snack es una gran alternativa. De igual manera puedes saltearlas con vegetales e incluirlas en sopas y ensaladas.

‘Ponte once’

Las raciones que se indican son para adultos. Embarazadas, niños y adultos mayores no deben abusar de su consumo, ya que el exceso de fibra puede interferir en la capacidad del cuerpo de absorber nutrientes como calcio, hierro, zinc y magnesio, que se requieren en estas importantes etapas.