El spanking, un juego sexual para reavivar la vida en pareja

Exclusivo
Buena Vida

El spanking, un juego sexual para reavivar la vida en pareja

Las relaciones íntimas de pareja muchas veces caen en la rutina por falta de nuevas experiencias.

La vida intima en pareja puede llegar a caer en la rutina. Ya sea por estrés o falta de imaginación, la puerta se cierra a las nuevas experiencias.

En la actualidad existen diversas técnicas para aumentar el deseo y llegar a al placer máximo. El spanking es una práctica muy antigua asociada a un juego de roles, que puede parecerte bastante erótico.

El spanking es “golpear las nalgas”, darle a tu pareja o recibir de ella unas nalgadas con fines eróticos.

Al recibir un castigo o darlo, pone a cada persona en un papel que puede resultar muy excitante, por lo que podría aumentar el placer en la práctica sexual.

Pero, ¿cómo funciona? Los golpes ayudan a relajar los glúteos, que son de los músculos más grande que tiene el cuerpo humano.

Este juego sexual de golpes incita a disfrutar. Sentirse vulnerable o con poder genera un mayor estímulo que lo hace más placentero y da lugar a la fantasía.

“Dentro del sexo, aunque cueste entenderlo y aceptarlo no hay nada malo ni sucio siempre y cuando las reglas estén claras y los dos miembros de la pareja estén de acuerdo con los juegos eróticos”, dice la sexóloga Margarita Dieguez para el portal especializado En Plenitud. “El sexo alternativo es una realidad que muchos ejercen. Algunos lo comentan y otros, lo callan por miedo al qué dirán y lo mantienen oculto dentro de la relación”, concluye.