¿Tu teléfono va a paso de tortuga? Intenta esto antes de comprar otro
Suscríbete

Exclusivo
Buena Vida

¿Tu teléfono va a paso de tortuga? Intenta esto antes de comprar otro

Antes de autorregalarte o encargarle a Papá Noel uno nuevo por Navidad, puedes considerar estas opciones.

Estamos a 18 días de Navidad, se viene el décimo tercero y casualmente notaste que tu celular está cada vez más lento. Parece el momento ideal para sustituir ese teléfono que va a paso de tortuga por uno nuevo.

Pero antes de autorregalarte ese aparato por las fiestas —y quizá gastarte todo el anhelado bono navideño— hay unas cuantas opciones básicas a considerar para que el que ya tienes vaya más rápido.

Primero: ¿y si borras esas apps que no usas?

Aquí otra pregunta: ¿Realmente usas todas las apps instaladas en tu teléfono? Si lo haces o si no da un poco igual. “No importa si las usas mucho o poco, toda aplicación por el mero hecho de estar ahí usa los valiosos recursos del móvil, en menor o mayor medida”, publica Xataka.

Entonces, para elegir con cuál te quedas, basta hacer una rápida lista mental. Después de considerarlo por unos minutos, seguramente escogiste esas que realmente no podrías dejar de usar, las que abres más de una vez por día.

Ahora sí, puedes despedirte del resto y así librar de carga al procesador, disponer de mayor memoria y capacidad de almacenamiento.

...O puedes escoger las versiones lite

Como en la dieta te inclinas por lo light, en las apps lo haces por lo lite. Otra opción para agilizar el funcionamiento de tu teléfono es optar por descargar las versiones ligeras de tus aplicativos preferidos.

Estas ocupan menos espacio en la memoria interna, además de consumir una menor cantidad de datos móviles. Según el blog Think Big, “las aplicaciones lite consiguen rendir mucho mejor y, en la mayoría de casos, reducir los problemas de batería”.

Despídete de ciertos archivos

Los archivos no ralentizan el dispositivo por sí mismos —según Xataka— pero, ¡ojo!: sí debes hacer espacio “para que el sistema de archivos funcione a pleno rendimiento. Idealmente, un 25 % disponible”.

Si encuentras por ahí algunos que consideras innecesario guardar, puedes borrarlos sin remordimientos; pero si tienes otros que sí son importantes puedes descargarlos en la computadora o recurrir a servicios de alojamiento en línea como Dropbox o Google Drive, por ejemplo.

¡A reiniciar se ha dicho!

Puedes restaurar los ajustes de fábrica para que tu teléfono quede como la primera vez que lo utilizaste. Antes de seguir no vayas a olvidar respaldar tu información: realiza una copia de seguridad; ten en cuenta que vas a perder todos tu datos. Sin embargo, esta puede ser una nueva oportunidad para decidir qué instalas y que no en tu celular.